Barrios de Santiago de Chile

Barrios de Santiago de Chile




Santiago está constituida por un total de 37 comunas, pero sólo algunas de ellas son un atractivo turístico indudable ya sea por su historia, arquitectura, actividades, vida social, gastronomía o bohemia. Destacamos algunos de los barrios de Santiago que consideramos imperdibles y que te harán descubrir los contrastes que ofrece esta gran ciudad que esconde un microcosmos en cada uno de sus sectores.

Barrio Brasil

Ubicado en el lado oeste del casco urbano de Santiago, el barrio Brasil se caracteriza por su atractiva arquitectura que deja entrever el reflejo de lo que fueron los estilos que la sucedieron desde su fundación.

En los augurios del siglo XIX el barrio Brasil rompió los límites de la ciudad colonial, siendo el lugar de residencia para las familias más adineradas de la época, de ahí su gran cantidad de palacios y casonas con estilos a la moda de aquel siglo. Las familias que vivieron en este barrio comenzaron, a mediados del siglo XX, a moverse a otros sectores de la ciudad, lo que significó un periodo de decadencia para el barrio, dados los altos costos de mantención de dichas residencias. En la actualidad el barrio está resurgiendo, entregando espacios para el arte, cultura, esparcimiento y recreación. Entre sus atractivos, destacamos el Galpón Víctor Jara, ubicado frente la Plaza Brasil, la Iglesia de la Preciosa Sangre (Compañía de Jesús 2226) y el Teatro Carrera (esquina de la Av. Alameda con la calle Concha y Toro). El Barrio Brasil ha ganado popularidad por su vida bohemia, la gran cantidad de restaurantes y clubes ubicados en la zona, además de las constantes presentaciones de bandas. Desde Miércoles a Sábado una vez entrada la noche, todos sus locales se llenan de vida, sacando a relucir sus ofertas gastronómicas, ricas cervezas artesanales y todo tipo de tragos. Es en la Av. Brasil donde se concentra la mayor cantidad de bares, restaurantes, “discos” y salsotecas.
Este entretenido barrio se extiende entre las avenidas Brasil, Alameda, Cumming y San Pablo. Se puede llegar a él de manera fácil y segura por medio de las estaciones de los metros República, Santa Ana y Cumming. En la Av Brasil se pueden encontrar cajeros automáticos, bombas de bencina, farmacias y gran concurrencia de taxis. Advertimos que, de noche, algunas zonas del Barrio Brasil pueden ser peligrosas por lo que hay que estar muy atento y evitar calles solitarias.



Barrio Yungay

Ubicado en la comuna de Santiago, y limitando con las calles Soto Mayor, Rosas, Santo Domingo y Libertad, Yungay fue creado en el siglo XIX siendo el primer barrio planificado de la ciudad. En sus inicios fue habitado por la clase media alta de Santiago y fue hogar de personas importantes para el desarrollo cultural, artístico, político e institucional de Santiago y el país.

Hoy en día el barrio se ha transformado en uno de los importante destinos turísticos de la capital, por su historia, rico patrimonio, su estilo arquitectónico y sus demás atractivos, entre los que destacan la Plaza Yungay, con su monumento en homenaje al “Roto Chileno”, el Teatro Novedades, el Museo de Arte Popular Americano, el Teatro Camino, la Iglesia Capuchinos y la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, además de cafés, bibliotecas, Centros Culturales, Museos y diferentes actividades relacionadas con el arte y la cultura.

Yungay cuenta con buena accesibilidad por la estación de metro Quinta normal, y es una buena idea planificar un recorrido por sus antiguas calles. El paseo puede comenzar en el Parque Quinta Normal, (ubicado al lado de la estación Quinta Normal, línea 5). El nuevo museo de la Memoria y los Derechos Humanos, que documenta el oscuro episodio de la dictadura de Pinochet, podría ser la segunda parada antes de llegar al interior de este histórico e interesante barrio. Por sus calles se puede disfrutar de la riqueza arquitectónica que posee, con los estilos Republicano, Clasicismo popular, Eclecticismo y Movimiento Moderno.



Barrio Bellavista

Ubicado entre del río Mapocho y el cerro San Cristóbal, en lo que actualmente son las comunas de Providencia y Recoleta, el Barrio Bellavista antiguamente era un territorio que formaba parte de lo que se conocía como “Chimba” (“de la otra orilla del río”, en lengua Quechua), lugar en el que vivían indígenas y mestizos lejos del centro de la ciudad y los colonos.

Fue entre los siglos XVII y XVIII que los aristócratas de la época, atraídos por la vida campestre comenzaron a poblar este sector con grandes quintas, fundos y casas de descanso. Durante el desarrollo del siglo XX el barrio tuvo una gran actividad intelectual y cultural, con la construcción del edificio patrimonial de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile y la construcción de “La Chascona”, lugar donde vivió el Premio Nobel de Literatura, Pablo Neruda.

Hoy en día, cuando hablamos de barrios importantes para el desarrollo cultural y social de la vida santiaguina o de cuáles son los epicentros de fiestas y carretes más importantes, es imposible dejar de lado al Barrio Bellavista, ya sea por ser un barrio universitario, bohemio, con actividades culturales y familiares, o por su oferta gastronómica. La entrada principal a este barrio, es la popular calle Pío Nono, que comienza en el puente que lleva el mismo nombre, justo en plaza Italia, metro Baqueano (línea 1) y termina en la falda sur del Cerro San Cristóbal o Parque Metropolitano.

Entre los atractivos del barrio están El Patio Bellavista, un lugar creado en el año 2006 para ofrecer un espacio en el que se pueda encontrar una oferta gastronómica completa y de primer nivel, galerías de arte, música en vivo, artesanías, cafeterías, heladerías e incluso un hostal. La Feria de Artesanías ubicada en la intersección de la calle Pío Nono con Santa María, que cuenta con más de 40 años en activo, ofrece cazados, accesorios de material reciclado, juguetes de ingenio, pinturas en óleo, ropa, telares de lana, entre otras cosas. La ruta del Lapislázuli, que cuenta con unas 5 cuadras, se pueden encontrar todo tipo de obras hechas con esta gema azul que sólo se extrae en Chile y Afganistán. Bellavista también cuenta con el circuito teatral más grande de Chile que cuenta con 22 escenarios y galpones donde se presentan obras para todos los gustos, y también con el Parque Metropolitano  cuya cima ofrece unas vistas espectaculares cuando el día está despejado. Recomendamos su ascensión a pie o en funicular después de una lluvia intensa, momento en el que mejor se puede admirar la extensión de la capital y sus cerros mientras se degusta una empanada acompañada de la bebida típica: mote con huesillo. En el Cerro San Cristóbal también se puede visitar el Zoológico Metropolitano.

Barrio Lastarria

Ubicado al sur del río Mapocho, nace en Plaza Italia (Plaza Baquedano), y se extiende hasta la calle Santa Lucía y Victoria Subercaseaux, limitado por las calles Merced e Ismael Valdés Vergara por el norte y la Av. Libertador Bernardo O’Higgins por el sur. Este barrio ha tomado un gran impulso como punto para relajarse, comer y tomar. Es ideal para turistas que quieren alojarse en Santiago centro, ya que cuenta con completos servicios de alojamiento, un excelente mix gastronómico, vitrinas de diseño y arte.

Su historia se remonta al siglo XVI cuando originalmente en lo que hoy es el barrio existían dos viñas, las que fueron divididas en quintas que con el tiempo fueron dando forma a este barrio. Fue durante el siglo XIX que comenzó su desarrollo urbano con la construcción de la Parroquia de Veracruz (monumento histórico), la que fue construida en homenaje al lugar donde vivió Pedro de Valdivia, a lo que se suma la llegada de algunas familias adineradas de la época. Entre los años 1872 y 1902 se construyeron el paseo del Cerro Santa Lucía, a cargo del arquitecto paisajista Benjamín Vicuña Mackenna, junto con otros arquitectos quienes trabajaron en la creación del Parque Forestal y Palacio de Bellas Artes, que fue construido para el centenario del país. Así fue como se formó un elegante barrio habitado por la clase alta, elite política e intelectuales de la época. El barrio sufrió a fines de los 90 distintas restauraciones en calles y casonas, lo que terminó con su reconocimiento en el año 1997 como Zona Típica.

En los últimos años la construcción del Boulevard Plaza Lastarria, lugar que alberga distintas opciones gastronómicas y bares, ideales para pasar un momento agradable entre amigos o en pareja; la creación del paseo peatonal Lastarria que los días jueves, viernes y sábados recibe una feria de libros y antigüedades (a partir de las 10:00) y la reciente construcción del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM), han potenciado el barrio atrayendo aún más vitalidad a sus calles.

El barrio cuenta con estacionamiento para vehículos y bicicletas, cuenta con cajeros automáticos y se puede acceder a él desde La Alameda, entrando por calle José Victorino Lastarria o a través del GAM. La estación más cercana es Universidad Católica (línea 1). También se puede ingresar por el lado norte, ya sea por la calle Merced o Monjitas, por la estación de metro Bellas Artes, perteneciente a la línea 5.

Barrio Bellas Artes

Ubicado en el lado norte del Barrio Lastarria, en él se ubica el Parque Forestal un excelente lugar para visitar en familia, con amigos o para pasear en solitario. En el centro de este pulmón verde están el Museo de Bellas Artes y el Museo de Arte Contemporáneo, que se pueden visitar durante toda la semana a excepción de los lunes. En el Parque, especialmente en verano, es habitual ver jóvenes realizando deportes y personas disfrutando de picnics en grupo o pololeando.

Entre sus calles hay bares, tiendas, teatros, alojamientos y el Anfiteatro Bellas Artes, el primer salón de formas animadas y obras de marionetas. Otras de las cosas que ofrece el barrio son buenos cafés, mueblerías y academias de artes, que se complementan con la oferta del Barrio Lastarria. De hecho, muchas veces se habla de ambos barrios como si fuera uno solo. Sus calles más atractivas son Mosqueto, Ismael Valdés, Merced, José Miguel de la Barra y Monjitas. El acceso al barrio es rápido y seguro, ya que el metro estación Bellas Artes (línea 5), está ubicado en el centro del barrio.

Barrio República

Declarado Zona Típica el 10 de noviembre del año 1992, este es uno de los barrios con más riqueza arquitectónica de la capital. Se ubica entre la Av. Libertador Bernardo O’Higgins y Blanco de norte a sur y entre las calles José Miguel Carrera y Avenida España de este a oeste. Su historia se remonta a los augurios del siglo XIX cuando el auge de la minería permitió la construcción de la mayoría de las casas del barrio. En esa época el barrio fue habitado por la aristocracia nacional y aún hoy se pueden ver los grandes y lujosos palacios en los que vivían poderosas familias como los Irarrázaval, Errázuriz y Cousiño. Debido al gran poder adquisitivo de sus pobladores, la Avenida República fue la primera calle asfaltada y con alumbrado eléctrico de la ciudad.

El esplendor del barrio fue efímero y en la década de 1930 en adelante las grandes casonas y palacios comenzaron a ser reutilizados por la clase media. Finalmente en la década de los 90 muchas instituciones educacionales comenzaron a comprar estas propiedades para usarlas como casas de estudio. Por este motivo en República existen más de 30 instituciones educativas bajo un proyecto urbanístico denominado “Barrio universitario o ciudad universitaria de Santiago”. Entre sus calles se encuentran 10 edificios denominados patrimonio cultural de la comuna de Santiago.

En el sector norte del barrio existe gran cantidad de locales de comida rápida y por la avenida España se encuentran botillerías, pubs, y “discos”.

Si lo que quieres ver son grandes casonas y palacios rebosantes de vida juvenil, te recomendamos visitar este barrio y recorrer sus calles llenas de historia. La manera más fácil para llegar acá es por la estación de metro República (línea 1).

Barrio Concha y Toro

Ubicado en el costado norte de la Av. Libertador Bernardo O’Higgins, comprende la zona entre las calles Erasmo Escalada, Av. Cumming, Av. Brasil y la mencionada Av. Libertador. La historia de este barrio se remonta a finales del siglo XIX, época en la que gracias a la explotación de plata muchos chilenos lograron grandes riquezas, siendo uno de los personajes más importantes Don Enrrique Concha y Toro.

El barrio se caracteriza por sus calles adoquinadas y sus grandes mansiones producto de la elegancia y el gran poder adquisitivo de quienes habitaron este barrio. Sus construcciones fueron diseñadas por grandes arquitectos con el objetivo de imitar un barrio europeo. Es por eso que sus calles son curvas y cortas y tienen como centro la plaza Libertad de Prensa, antiguamente llamada plazoleta Du Pont. Estas construcciones son de varios estilos arquitectónicos, entre los que destacan las formas barrocas, neo-góticas, neoclásicas y académicas.

En este barrio por el lado norte se encuentra el Teatro Carrera, hoy Monumento Nacional, que fue diseñado por losarquitectos Monckeberg y José Aracena. Para visitar este pequeño pero atractivo barrio se puede llegar a él por elmetro estación República o por la abundante locomoción pública disponible en la Av. Libertador Bernardo O’Higgins.

Barrio Franklin

El origen de este barrio popular se remonta al año 1947, año en el que se construyó en él un matadero que abastecía a la población de aquel entonces. Desde a aquel entonces, en adelante, este barrio ha sido siempre un importante polo comercial para la ciudad de Santiago. En el año 1979 dado a la crisis que azotó en aquella época, el matadero cerró sus puertas, y los galpones pasaron a manos de comerciantes, fue así que el barrio tomó fuerza e importancia en la década de los 90.

En la actualidad el barrio Franklin cuenta con una población flotante a diario de 30.000 personas de promedio, lo que se debe a los más de 4.500 locales comerciales entre talleres artesanales, tiendas de mascotas, mueblerías, tiendas de ropa, locales de comida chilena, o antigüedades.

Es en este lugar donde se encuentran los persas (galpones con un conjunto de locales comerciales, dedicados a distintos rubros) más importantes de Santiago, entre los que están el Persa Víctor Manuel, dedicado a las antigüedades y el primero de todos; el Persa Nuevo Placer, dedicado a herramientas; Persa Paseo Santa Rosa dedicado a varios rubros; y el más popular de todos el Persa Biobío, en el que se puede encontrar prácticamente de todo.

¿Cómo llegar? Se debe tomar el metro hasta la estación Franklin (línea 2) a sólo una cuadra de todos estos centros comerciales.

Barrio Italia

Ubicado en el límite de las comunas de Providencia y Ñuñoa, la calle principal del barrio es la Av. Italia, que comparte importancia con la Av. Santa Isabel y la Calle Condell, donde se concentran la mayoría de la actividad que aquí se desarrollan.

El barrio nació en los principios del siglo XX, y está constituido por casas bajas de una única planta en las que a mediados de los 70’s se instalaron restauradores y anticuarios, que fueron el primer paso del desarrollo que el barrio mantiene hasta el día de hoy.

Actualmente el Barrio Italia alberga una gran cantidad de locales, entre bares, karaokes, cafés, boutiques, mueblerías, tiendas de ropa, restaurantes de reconocidos Chefs, tiendas de diseño, talleres mecánicos, galerías de arte, oficinas y el nuevo espacio IF (Idea Factory) un espacio dedicado a la creación de nuevos negocios. Todos estos lugares conviven armoniosamente con los típicos negocios de barrio, como almacenes, panaderías, y carnicerías. En los últimos años este típico barrio santiaguino ha dado un excelente ejemplo de desarrollo urbano y comercial, sustentable y amigable con quienes en él habitan.

Sus principales accesos son la Av. Bilbao y Santa Isabel, en metro se puede llegar por la estación Parque Bustamante (línea , la que se encuentra a unas 4 cuadras del corazón del barrio Italia.

Barrio París-Londres

Construido en la década de los años 20, este tranquilo sector residencial de la capital presenta hermosas casas de grandes dimensiones y diversos estilos. Su espíritu bohemio y provocador tiene sus raíces en los gustos de los arquitectos que dirigieron el proyecto: Roberto Araya y Ernesto Holzmann, quienes rompieron con la tradicional estructura del centro cívico de la ciudad, cubriendo sus calles angostas de adoquines y levantando construcciones que no superan los cinco pisos de altura. En este entorno surgió un importante barrio cultural y punto de encuentro entre destacados artistas e intelectuales, como el poeta Pablo Neruda.

A comienzos de la década de los 80, las autoridades de la ciudad decidieron galardonar a este espacio residencial como Zona Típica de Santiago, razón por la que está prohibida la modificación de su entorno. Abundan los hostales, departamentos habitacionales, edificios de oficinas y pequeños cafés en sus calles semi peatonales, pero el comercio es escaso. La mayoría de las viviendas del París-Londres exhiben una estructura de tres pisos; éstas fueron edificadas en la década de 1920. Las calles de este sector presentan trayectos angostos, por lo que en determinados momentos se transforman en paseos semi-peatonales. El barrio está ubicado entre las calles San Francisco, Alonso Ovalle, Serrano y la Alameda, en Santiago Centro. Teniendo como calles principales París y Londres.

En estas plácidas callejuelas, ocurrió un de los capítulos más siniestros de la historia moderna de chile. En pleno corazón de este barrio, en Londres 38, se ubicó un centro de tortura en la década de los 70, después del golpe de estado de Pinochet. Prestad atención a las placas metálicas de la vereda justo en frente de este edificio, con los nombres de los que aquí murieron o desaparecieron.




Leave a Comment