Las Mejores Teterías de Santiago

Las Mejores Teterías de Santiago




1. La Tetería

Tomar el té es un arte acá y esta se ha convertido en unas de las teterías más especializadas de la ciudad. La selección de tés internacionales es inmensa, incluyendo por ejemplo infusiones de frutas de Alemania, té blanco de Japón o té negro de China e India. Se puede venir a comprar o sentarse a tomar una taza directamente en el local. También se venden teteras y todo tipo de utensilios para tomar el té de la manera más profesional en tu propia casa. La Terería dispone de un pequeño patio agradable y tranquilo para degustar algunas de las mejores infusiones del mundo.

: Entre $4000 y $6000 los 100 grs de té.
: Santa Magdalena 87. Metro Los Leones.

2. The Coffee Club



Con sus 30 tipos de café distintos y sus trabajadores conocedores en la materia, el Coffee Club tiene lo necesario para satisfacer a los expertos del café más exigentes y a los que simplemente lo disfrutan con devoción. La estrella de este local es “Venus”, una máquina de café de la marca italiana Victoria Arduino, una de las fábricas de expreso más antiguas del mundo. El Cofee Club recién cumplió 13 años y es una referencia imperdible del café en Santiago.

: $1200 un expresso, $2200 un capuccino.
: Avenida 11 de septiembre 1955, metro Pedro de Valdivia.
: Cerrado el sábado y domingo.

3. Rende Bú

Este café se proclama “el primer café hip de Santiago”. Y en efecto, la onda moderna está realmente presente. El local principal, ubicado en una zona residencial de Providencia, es acogedor con el propósito de que los clientes puedan sentirse como en su casa. El hilo musical alterna entre jazz e indie, desde Louis Armstrong hasta Bon Iver. Rende Bú ha abierto un nuevo local en Barrio Italia recientemente con un interior estiloso y retro que recuerda los cafés elegantes de Nueva York.



Para el almuerzo, hay opciones saludables y gourmets, como el risotto de couscous con brochetas árabes y salsa de champiñones, y para el postre, una selección de helados artesanales. No obstante, los mitos del lugar se quedan la hamburguesa increíble y el pie de limón atómico.

:$1000 un espresso, $2100 un latte.
: Dos lugares distintos: Hernando de Aguirre 3645, Providencia / Avenida Italia 1609, Ñuñoa

4. Colmado Coffee & Bakery

Fundado el año pasado por una pareja de Barcelona, esta cafetería se toma muy en serio la calidad del café. Las mejores variedades de arábica están preparadas por infusión a baja temperatura. Este método respeta más la calidad del grano que cocerlo a temperatura tradicional aportando un sabor de más intensidad. Ilustraciones en la carta explican con detalle las distintas maneras (algunas muy sofisticadas) para preparar el café. Desde la calle la entrada es bastante discreta. El acceso es por un patio interior donde hay un espacio donde se exponen obras de diseñadores independientes.

Además de su café exquisito ofrecen gastronomía catalana y española, como tortilla de papas y paella. No hay que perderse los platos basados en queso artesanal para comer in situ o para llevar. Este es el lugar perfecto para pasar un día tranquilo de caña, disfrutando de un brunch con amigos bohemios, o para ensimismarse con un cuaderno de hipster.

: $1500 un cappuccino.
: Merced 346, Barrio Bellas Artes.
: Concierto de jazz el jueves y un DJ toca el sábado en la tarde.

5. Café Survenir

Un jardín verde, el sonido de un pequeño arroyo que fluye y un diseño como en la casa de una abuelita con buen gusto. Café Survenir ofrece todo esto acompañado de una extensiva selección de tés. Situada en Barrio Italia, justo al lado del Café La Candelaria (que ya apareció en nuestra ultima selección de teterías), Survenir es tan tranquilo como su vecino y aún más relajado. Ojo, porque a la hora del almuerzo el rincón se llena rápido, y algunos platos de la colación se pueden acabar.

+: Tetera para compartir $2200, cappuccino $1400, colación $4.000 (ensalada/sopa + plato de fondo + jugo + postre y té o café).
: Avenida Italia 1489, Barrio Italia.

6. Mozart Café

La Calle Luis Pasteur ya es bien famosa por sus pastelerías. Mozart fue una de las primeras que llegó en la zona hacia el 2001. Es una sucursal de la Pastelería Mozart ubicada en Ñuñoa, fundada en 1967 por un alemán de Hannover. Los pasteles incluyen los clásicos kuchens alemanes con muchas variedades de frutas, las popularidades gringas como brownies y cheesecakes, y una selección de especialidades francesas tipo medialunas. Hay algunas tortas libres de azúcar, perfectas para diabéticos. Todos estos dulces se acompañan de un café de excelente calidad o un imponente chocolate belga. El té, sin embargo, es el punto débil del lugar, servido en bolsitas de infusión no más.

A la hora del almuerzo, el local se llena de “vitacuranos”, que vienen a tomarse una pausa del trabajo en este lugar agradable y, por supuesto, todo suavizado con la música de fondo del compositor austríaco Wolfgang Amadeus Mozart.

: $1800 un espresso pequeño, $2200 un espresso grande.
: Luis Pasteur 5852, Vitacura.




Leave a Comment