Lugares para visitar en Punta Arenas




Un poblado magnético para los buscadores de aventuras de siglos pasados, referente de paz en las largas travesías interoceánicas de los buques que pasaban por la transición del Atlántico al Pacífico, Punta Arenas es hoy la capital de la XII región y es habitada por más de 120 mil personas.

punta-arenas-turimos

Pero, ¿cuáles fueron los orígenes de este puerto tan desconocido y lejano para la mayor parte de los chilenos?



Historia de la Ciudad
La zona estuvo habitada desde hace cientos de años por las etnias Aonikenk o Tehuelches, los Onas o Selknam y los Kaweskar o Alacalufes, todos provistos de físicos grandes y poderosos y totalmente aclimatados. La aparición del hombre blanco ocurre recién en el año 1520, fecha en que fue descubierto el Estrecho de Magallanes, que años más tarde se constituiría en la principal ruta de navegación entre Europa y las costas del Océano Pacífico. El nombre fue puesto en homenaje a su descubridor el navegante portugués Don Hernando de Magallanes.

Siglos después, en el año 1843, el Gobierno chileno envió una expedición colonizadora a la región, la cual fundó el Fuerte Bulnes, sobre un peñón rocoso en medio del bosque magallánico, resultando con el tiempo impropio el lugar, para la ciudad naciente, por lo cual en 1848 el Gobernador José Santos Mardones trasladó las instalaciones y población y fundó la ciudad en su actual ubicación. El sitio era denominado, según las cartas marítimas, Punta Arenosa, traducción literal del nombre inglés “Sandy Point”, dado a este pequeño paraje descubierto en el siglo XVII, por J. Byron.

Punta Arenas se constituyó como una estación de repostaje para los buques antes de la inauguración del canal de Panamá. En 1927 fue rebautizada como Magallanes, aunque en 1938 se le devolvió su nombre original, siendo ya un punto de convergencia de diferentes nacionalidades del mundo y un floreciente sitio de producción ovina.



Atractivos Todo el Año
A pesar de mantener temperaturas alrededor de los 0° Celsius y vientos sobre los 100 kilómetros por hora durante gran parte del año, Punta Arenas ofrece al visitante de la Patagonia un amplio abanico de posibilidades, tanto en la misma ciudad como en sus magníficos alrededores.

Una de las atracciones características es la Plaza de Armas, la que lleva el nombre de Muñoz Gamero y está declarada zona típica. En su centro, rodeada de magníficos cipreses, se encuentra una escultura de bronce que conmemora el descubrimiento del Estrecho de Magallanes. Sobre un pedestal está la figura de Hernando de Magallanes y en la base, varios indígenas de la zona. La tradición manda besar el dedo del pie del sélknam (también conocidos como Onas) para asegurar el regreso a la ciudad.

Caminando por las calles adyacentes a la plaza uno encuentra varias de las mansiones de los pioneros de la ganadería en la región, y que hoy son ocupadas por organizaciones públicas y privadas: la Municipalidad era el antiguo palacio de José Montes; el Club Militar era la mansión de don José Menéndez; el Club de La Unión era la Casa de doña Sara Braun y el Museo Regional era de la familia Braun Menéndez. El Teatro Municipal, construido entre 1897 y 1899 es otra muestra de la arquitectura de la zona.

Interesante es también la Catedral, obra de los hermanos salesianos y construida en 1901 con ladrillos en la ciudad, primera construcción de este tipo en la zona.

El Museo Regional de Magallanes conserva en su interior el magnífico mobiliario europeo de los Braun Menéndez, además de una muestra de los objetos que usaron los pioneros y una exhibición de la historia contemporánea de la ciudad. El Museo Maggiorino Borgatello posee una completa exhibición de la flora y fauna local y una elaborada muestra que incluye desde el hábitat de los primeros aborígenes hasta la actual industria petrolera que se desarrolla en la región.

Además, y siguiendo en la onda cultural, está el Instituto de la Patagonia, centro de estudios de la Universidad de Magallanes y el cual ofrece una buena muestra de la investigación científica y tecnológica. Posee una biblioteca, jardín botánico, artesanía y el Museo del Recuerdo donde se conservan maquinarias, carruajes y herramientas usadas por los pioneros durante la colonización, una casa típica de esa época y un pabellón marítimo.

Muy cerca de ahí se encuentran dos lugares contrapuestos pero igualmente interesantes: el Cementerio Municipal y la Zona Franca. El Cementerio está catalogado como uno de los más hermosos de Sudamérica, por sus impresionantes y opulentos mausoleos y sus bien cuidados jardines, lo que bien merece una visita. Mientras que la Zona Franca se convierte una gran alternativa para quienes buscan precios bajos en electrodoméstico, cigarrillos o licores.

Saliendo de la Ciudad
Punta Arenas, como gran parte de las ciudades de la zona sur de nuestro país, goza de la posibilidad de encontrarse con la naturaleza a pocos minutos de distancia. Así también, nuestra ciudad austral, posee ventajas especiales que pocos lugares en el mundo poseen, como por ejemplo, poder esquiar mirando el mar.

Así es, el centro de Ski Cerro Mirador, a tan solo 15 minutos de camino del centro de la ciudad, ofrece un maravilloso espectáculo para los amantes del deporte blanco. Acá se encuentra uno de los mejores miradores del Estrecho de Magallanes y que alcanza a divisarse el inicio de la Tierra del Fuego. Ubicado a solo 600 metros sobre el nivel del mar, otorga la posibilidad de practicar deportes tanto como de asombrarse ante el espectáculo natural.

A su lado se ubica la Reserva Ecológica Magallanes, con casi 20 mil hectáreas protegidas y que da un marco natural bellísimo a Punta Arenas con sus bosques de lengas y coigües.

Asímismo, si de naturaleza se trata, hay que visitar la Colonia de Pingüinos del Seno Otway, donde las aves llegan al lugar durante todo el año, pero siendo recomendable el período de Octubre a Marzo en el cual están criando a sus polluelos.

El circuito histórico por la zona contempla a Puerto del Hambre, ubicado a 53 kms. al sur de Punta Arenas, y que fue el primer emplazamiento de colonos en 1584, cuando el capitán Sarmiento de Gamboa fundara la ciudad Rey Don Felipe. Recibió su nombre del corsario inglés Thomas Cavendish, que recaló en el lugar en 1587 y encontró a todos los colonos muertos por inanición.

A 60 kms. al sur de la capital regional, se ubica uno de los hitos históricos de la zona: el Fuerte Bulnes, levantado el 30 de octubre de 1843 en un morro rocoso que domina gran parte del Estrecho de Magallanes, fue el puntal para la anexión definitiva de la patagonia para la jurisdicción nacional. Su antigua población fue la base de la actual Punta Arenas y hoy existe una fiel réplica de la construcción original del fuerte que puede ser visitada durante todo el año.

Todos Son Bienvenidos Una invitación permanente es la que ofrece Punta Arenas a los nuevos viajeros, tal como ha sido su impronta desde que Magallanes descubriese un paso que llevo a innumerables navegantes a cruzar sus peligrosas mareas. Una invitación envuelta en sorpresas, hacia calles llenas de historia, a cruzarse con gente que sigue siendo pionera, hacia una naturaleza llena de vida y virgen. Invitación abierta para todos los chilenos y que va de la mano de un lugar maravilloso al cual ya viajan decenas de miles de extranjeros. Es hora de que conozcamos nuestro propio suelo. Punta Arenas lo está esperando.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *