Los 5 lugares que debes visitar en la Patagonia Sur

Los 5 lugares que debes visitar en la Patagonia Sur




El extremo sur del continente americano ha permanecido inalterable hasta pocos siglos atrás. La Patagonia Sur es un auténtico paraíso para los amantes de la naturaleza y ofrece oportunidades únicas para admirar paisajes y fauna que muestran la pureza de las latitudes más australes del planeta. A continuación destacamos las atracciones más destacadas de la región, lugares únicos que seguro perdurarán en la memoria de todo aquel que decida visitarlos.

1. Pingüineras de Punta Arenas (Chile)

Las latitudes australes de la capital de la Región de Magallanes ofrecen una oportunidad única para divisar fauna autóctona y percibir la proximidad con la Antártida. Desde Punta Arenas se pueden visitar dos pingüineras espectaculares. La más destacada, con una colonia de hasta 60.000 parejas, es El Monumento Nacional Los Pingüinos, ubicado en la Isla Magdalena en pleno Estrecho de Magallanes. El circuito incluye el transporte en ferry y se pasa cerca de una hora en la isla repleta de fauna y con un faro como único testimonio de presencia humana.

La otra, de nombre Pingüinera Otway, está ubicada al noreste de la ciudad, cerca del aeropuerto, a unos 50 minutos en auto.  Aunque hay muchos menos pingüinos acá, la excursión resulta mucho más económica y también se pueden ver muchos animales en su hábitat natural. Por la tarde es habitual verlos salir del mar hacia sus nidos tras una dura jornada de pesca.



2. Parque Nacional Torres del Paine (Chile)

Carretera de acceso a Torres del Paine

Qué decir de esta maravilla natural, icono de Chile, y uno de los enclaves naturales más hermosos de América. Cerros con formas imposibles, valles de cuento, lagos turquesas y glaciares milenarios se abren paso en este lugar espectacular que tiene una energía especial, algo difícil de definir. El Parque Nacional, creado en 1959, y con una extensión de 1.810 km2, se puede visitar mediante un tour más bien contemplativo  pasando por distintos miradores con cortos paseos o atreverse con los célebres circuitos llamados “W” (3-4 días, 65 kilómetros) o la gran O (7 días, 115 kilómetros). Si quieres saber cómo organizarte para hacer el trekking,

3. Glaciar Perito Moreno (Argentina)

Vista parcial del Glaciar Perito Moreno



No hay fotografía que haga justicia a tanta inmensidad de hielo. Este glaciar no es el más grande de la región pero sí podemos afirmar que es el rey indiscutible. Destaca no sólo por su belleza, también por la posibilidad de admirarlo desde muy cerca, a diferentes alturas y ángulos, gracias a una extensa red de pasarelas. Con un frente de 6 kilómetros de ancho y una altura de entre 60 y 70 metros (equivalente a un edificio de más de 15 pisos) el Perito Moreno es algo imponente, un espectáculo que jamás olvidarás. El glaciar no sólo se mira sino que también se escucha: la presión del hielo provoca estallidos como si tuviera bombas de relojería en sus entrañas. Además puedes contemplar desprendimientos de bloques gigantescos al lago con un estruendo que es una demostración de fuerza de la naturaleza en todo su esplendor. Paralelamente, se organizan trekkings con crampones por sus lomas y hay buques que te acercan a su base para darte un nuevo punto de vista.

4. El Chaltén (Argentina)

Vistas al Cerro Fitz Roy

Considerada la meca del trekking en Argentina, esta remota población ofrece múltiples posibilidades de andinismo, a destacar las hermosas formaciones graníticas Fitz Roy (3.405 metros) y Cerro Torre (3.102 metros). Estas dos excursiones son asequibles para la mayoría (no se pueden alcanzar sus cimas pero sí el mirador de su bases), y el recorrido pasa por densos bosques, ventisqueros y lagos. Otro de los atractivos de El Chaltén es que puedes empezar a andar desde el mismo pueblo sin preocuparte por contratar más transporte o pagar entradas, a pesar de que el pueblo se encuentra en el interior del Parque Nacional Los Glaciares. Hay distintos puntos de acampada en los distintos itinerarios que ofrece, todos ellos gratuitos.

5. Cueva de las Manos (Argentina)

Parte de las muchísimas pinturas rupestres de la Cueva de las Manos

No sólo hay naturaleza exuberante en la Patagonia. A pesar de no ser muy conocida, la Cueva de las Manos ocupa un lugar destacado en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, ya que sus pinturas rupestres están consideradas el arte más antiguo de Sudamérica (7.350 aC). Además de las misteriosas manos (se han contado más de 8 centenares) que perpetuaron en la piedra sus autores tehuelches, existen pinturas que ilustran motivos geométricos que se atribuyen a deidades, animales y otras acciones cotidianas. Por si todo esto fuera poco, la cueva está ubicada en el impresionante cañón del río Pinturas que por sí sólo ya merece una visita.




Leave a Comment