Reserva Nacional Río Simpson a Puerto Aysén

Reserva Nacional Río Simpson a Puerto Aysén




La Región de Aysén puede recorrerse a lo ancho a través del Camino Longitudinal Austral. Cientos de maravillas aparecen entre las cumbres: ríos especiales para practicar pesca en la Reserva Natural Río Simpson, y más arriba, fiordos y canales en medio de la vegetación y fauna típica de la Patagonia chilena. El paraíso tiene un lugar en la tierra.

El recorrido entre Coyhaique, la Reserva Nacional Río Simpson y Puerto Aysen, si bien pertenece a la zona “fría” de Chile, guarda similaridades con la geografía de la región central. Practicar trekking, cabalgatas, paseos en bicicleta, kayak o pesca no requiere de grandes inversiones en equipo o transporte.

Saliendo desde Coyhaique hacia el norte, a poco más de media hora encontramos el laberinto que describe el Río Simpson y la cuenca de sus afluentes: la extensa Reserva Nacional Río Simpson es un lugar ideal para la recreación. En su interior un trazado permite llegar fácilmente a la Cascada de la Virgen  y  de la Novia que son dos de los saltos de agua más visitados. También  hay un camping, con senderos y miradores  para retratar el horizonte de cielo y montañas sobre el “siempreverde” del campo.



Mientras que el recorrido Puerto Aysén-Reserva Nacional Río Simpson acompaña con bosques típicos de la región patagónica: mañío, lenga y calafate, en el que pueden aparecer pumas, pudúes y zorros. Ésta reserva se caracteriza por la preservación de hermosos Huemúles y Pudúes, que según los expertos se observan mejor cerca del río Claro, en la Cascada de la Virgen.

Y más al norte, a 65 km de Coyhaique llegamos a  Puerto Aysen. Ciudad con un clima que varía entre las partes de hielo permanente y los espejos de agua que regulan la temperatura y permiten una vida prácticamente normal. En Puerto Aysen hay dos actividades infaltables en nuestro itinerario: degustar la gastronomía local y visitar la helada laguna San Rafael.



Un puente colgante une los dos extremos de Puerto Aysen, en el centro, castaños y coníferas rodean la plaza, el punto de encuentro para los paseantes y ciudadanos que contemplan desde allí el movimiento diario. A su alrededor, se ubican restaurantes típicos que ofrecen salmón, mariscos de la zona o un buen asado al palo para sus comensales.

En fin, si bien muchos caminos conducen a Puerto Aysen, la travesía que junta a ésta ciudad con la Reserva Nacional Río Simpson y Coyhaique es una de las mejores opciones para contemplar la riqueza de nuestros paisajes patagónicos.




Leave a Comment