5 Ceviches Exquisitos en Santiago

5 Ceviches Exquisitos en Santiago




Cada ceviche cuenta una historia, una que está detrás de la elaboración de cada plato, una que nos podría transportar a través de toda la costa peruana en un viaje de sabores. Nada mejor que un buen ceviche y un par de heladas para combatir estos días de calor. Para todos aquellos que quieran practicar esta costumbre adoptada del país vecino que se robó nuestro corazón y paladar, ofrecemos unos datos para llevar la experiencia de saborear un buen ceviche a otro nivel.

1. Machupicchu

Aquí podrás encontrar uno de los ceviches más atrevidos de Santiago ya que este local de mantel largo ubicado en la comuna de Providencia, destaca por su gran variedad de ceviches en la carta. En ella podemos encontrar desde el clásico con poco ají para los más tradicionales, hasta uno de locos para aquellos comensales con alma de aventureros. El restaurante propone un ambiente mágico inspirado en motivos claramente peruanos y se destaca por la calidad en el servicio. Mi preferido es el ceviche al cilantro, un plato con el balance exacto, y recomiendo acompañarlo con una Corona o cualquier cerveza ligera.



2. Alpamayo

Es un local peruano auténtico: los dueños, los mozos, la música y por sobre de todas las cosas, la comida, son genuinamente peruanos. De hecho, ir un domingo a la hora de almuerzo puede suponer ser el único “extranjero” en el local. Y esto es una garantía de calidad ya que ¿quién mejor que los propios peruanos para determinar el sabor de un buen ceviche? Otra cosa que me gusta mucho de Alpamayo es que es muy poco pretencioso. La decoración es simple, al igual q sus sillas y mesas. Se nota que el esfuerzo está puesto principalmente en la comida.
La carta se focaliza en los productos del mar, aunque también tiene una amplia selección de otros platos tradicionales del Perú. Mi recomendación es, por lejos, los ceviches, y de estos, el mixto, que es una combinación de pescado fresco y mariscos. Si bien aparece como “entrada”, el plato puede alimentar fácilmente a tres personas. ¿Los precios? Totalmente al alcance del bolsillo.

3. Ají Seco Místico



El bueno, bonito y barato. El Ají Seco fue probablemente el primero en aventurarse a traer este plato de la costa peruana a las tierras santiaguinas. Este restaurant comenzó en una vieja casona del centro y ahora es casi una cadena de restaurantes. ¿La razón de su éxito? Sin duda sus platos contundentes de buen sabor a buen precio. Esta es la fórmula que ha mantenido durante años y hoy sigue funcionando muy bien.
Sus instalaciones son algo más sencillas sin embargo también cuentan con un local en la calle Mac Gyver del centro de Santiago con un enfoque más elegante. Aquí se debe ir  “de cajón” (como dicen los peruanos) a comer un ceviche puerto, contundente plato de trozos de pescado acompañados de deliciosos frutos del mar (incluyendo ostiones y pinzas de jaiba, ojo) y, por supuesto, acompañarlo con una Cuzqueña bien helada.

4. Barandarián

Corresponde a un proyecto gastronómico muy interesante, que ha estado bajo una expansión bien agresiva en distintas comunas de Santiago. Su local de Plaza Ñuñoa se encuentra ubicado en el nuevo cluster de restaurantes emplazados abajo del edificio de la municipalidad. Barandarián es un espacio moderno, con un local muy bonito y ordenado, con una buena carta de vinos para acompañar los distintos platos que ofrece este local.
Respecto a las recomendaciones culinarias, lejos el ceviche más recomendado es el de pescado, pero si quieres probar algo distinto el de ostiones o el de pulpo (mi favorito) son apuestas seguras. Acá están orgullosos de los pisco sour, así que es ideal acompañar la comida con uno de los tragos insignes del Perú.

5. Hanzo

Hanzo se lleva el premio a la reinvención y de cómo llevar un producto tan cotidiano como el pescado a otro nivel. Sus orígenes Nikkei, para aclarar el término, son a base de preparaciones japonesas con ingredientes y sabores peruanos. Este restaurante del famoso empresario y chef peruano Emilio Peschiera (así es, el mismo de la cadena de restaurantes El Otro Sitio) y bajo la batuta del Itamae (algo así como el cinturón negro del sushi) Eduardo Fujihara, es famoso por sus platos fusión y el primero en traer platos al nivel gourmet de esta corriente a Santiago. Destacaremos sus rolls acevichados, rolls envueltos en atún o salmón relleno de camarón al panko y palta bañado en una salsa de leche de tigre, imperdibles y realmente un “love at first bite”.




Leave a Comment