Los mejores mercadillos callejeros




Uno deja de ser un turista para pasar a ser viajero cuando decide salirse de la ruta marcada y perderse, literalmente, por el destino. Uno de los lugares en los que es más fácil respirar la auténtica cultura, el sabor a lo local, los olores a comida tradicional y convertir un viaje en una experiencia única son los mercadillos.
Hoy te traemos los diez mercados que más nos gustan de todo el mundo, ¡descúbrelos!

Damnoen Saduak turismo

El mercado flotante Damnoen Saduak, Bangkok, Tailandia
Este mercado, situado a 110km de Bangkok, es el mejor expositor del viejo estilo de vender y comprar tailandés. Encontrarás frutas, vegetales y todo lo que imagines en pequeñas barcas. Hay días que hay tantas canoas que se producen retenciones. Tráete monedas porque comprarás algo, seguro .

Mercadillo Monastiraki, Atenas, Grecia
El mercadillo Monastiraki es El Lugar de los domingos por la mañana en Atenas. Comerciantes rurales y vendedores urbanitas llenan las calles con sus mercancías, mientras los músicos ambientan el aire.

Chiconacuac Tianguis, Ciudad de México
Con la tercer área metropolitana más grande del mundo y con una población de todo tipo de culturas, Ciudad de México promete un mercado lleno de colores y variedades, siempre que sepas dónde buscar. Hay mercados por toda la ciudad, siendo el Chiconacuac, en las afueras, el más grande e impresionante.

La Medina de Tánger, Marruecos
Con sus pasillos de medio metro de anchura y la nube de olor a especias, navegar en la Medina de Tánger es una experiencia por si misma. Si te pasas un buen rato es probable que acabes tomando té en el tejado de un comerciante de alfombras local charlando de los colores o de qué vecino cocina mejor.

Mercado nocturno de Luang Prabang, Laos
Sabiendo que toda la ciudad de Luang Prabang es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, no sorprende que también hospede uno de los mercados más coloridos y exquisitos de toda Asia. Y si entra hambre, hay una estrechísima callejuela en la que se encuentra todo tipo de carne fresca, verduras y pescado; hasta puedes encontrar un “come todo lo que puedas” por ¡unos 2.5€!

Mercadillo Jalan Gaya en Kota Kinabalu, Borneo, Malasia
No hay muchos mercadillos en el mundo donde puedes comprar un kilo de fruta rambután, flechas artesanales y acabar comiendo una serpiente viva. En el Jalan Gaya de esta ciudad de Borneo te puedes maravillar cada domingo. Impresiona la mezcla cultural bajo el poderoso ojo de 4.000m del Monte Kinabalu.

El Gran Bazar de Estambul, Turquía
El abuelo de todos los de su género, el Gran Bazar de Estambul es el mercado cubierto más antiguo, y uno de los más grandes del mundo. Desde cerámica tradicional a piedras preciosas, el mercado tiene más de 4000 tiendas diferentes. Los viajeros que se adentren en el mar de tiendas deberán llevar bastante efectivo (en pocos lugares se acepta tarjeta), buena capacidad para regatear y un apetito feroz.

Mercado nocturno de Chinatown, Singapur
Bajo la luz de millones de linternas rojas y la humedad del aire ecuatorial, este mercado revive cuando se va el sol. La yuxtaposición de la tradición y la modernidad permite comprar el último bolso de cualquier marca conocida mientras se degusta un plato de mantarraya frita.

El mercado de Portobello, Inglaterra
Situado en el distrito de Notting Hill, el Portobello Market se celebra cada sábado en la calle Portobello. Siguiendo el sentido inglés de organización, es mercado está dividido en subcategorías en la que cada mercancía está situada con las de su mimos género.

El Rastro, Madrid
Por supuesto no nos podíamos dejar el mercado más importante de nuestro país. El Rastro es un frenesí de actividad que explota cada domingo llenando las calles de Madrid. Se dice que si no encuentras algo en El Rastro, es porque no existe.

¿Qué te parece? ¿Cuál es tu mercado favorito?




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *