¿Cómo coger un taxi en Egipto y comportarme en él?




Los taxis son la manera más rápida, segura y económica que tenemos de viajar en Egipto. Son de color blanco y negro, y casi no se rigen por taxímetro, ya que, por lo general, el precio se acuerda antes de subir. Te recomiendo incluso no quedarte con el primer taxi en el que consultes precio sino que pruebes con dos o tres más, quedándote con la opción más barata.

egipto cairo

Incluso, puede que con el primer taxista que pruebes obtengas el precio que deseas, ya que, en muchas ocasiones, al darte la vuelta y decir que no, el conductor decida aceptar tu precio. Esto es parte del arte de regatear, deporte favorito de los comerciantes de Egipto. Cuando tengas que lidiar con él, baja a la mitad la cifra que te lancen a la primera.



Te advierto que la conducción en Egipto es una verdadera odisea, así que no te asustes cuando viajes por esta jungla. Aunque te parezca mentira, es una de las ciudades que menos accidentes de tránsito tienen. Por ejemplo, ten cuidado con los semáforos, ya que sólo están de adorno: nadie los respeta. Intenta imitar a los lugareños cada vez que intentes cruzar la calle.

Toma algunos consejos que te serán útiles cada vez que intentes coger un taxi sin que te timen.

  • Cuando estés en un hotel, evita coger un taxi en la puerta de éste, ya que de esta manera el taxista intentará quedarse con mayor cantidad de dinero. Por eso te recomiendo caminar un poco y cogerlo en otro lugar.
  • No le digas al hombre de seguridad del hotel que te consiga un taxi, ya que intentará sacar su parte con el taxista, por lo que te saldrá más caro.
  • No tengas miedo de regatear y hazlo firmemente. Hay muchísimos taxis en Egipto, por lo que no temas quedarte sin alguno y, por lo general, por 10 libras egipcias logras llegar a cualquier parte. Fíjate que en España, por lo general, un viaje en taxi te sale entre unos 15 o 20 euros, mientras que en Egipto por 10 libras egipcias, es decir, menos de 1.5 euros, viajas de lo lindo.
  • Trata de no bajarte frente a la puerta de ningún restaurante, joyería o establecimientos de estos tipos, ya que te pasará lo mismo que con el guarda de seguridad del hotel.
  • Considera la propuesta de alguno de alquilar el taxi por todo el día. Podría resultarte muy barato y muy efectivo, pudiendo visitar todo aquello que quieras con el taxi. Recuerda regatear también el precio final del alquiler.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *