Una tarde cultural en Barcelona




barcelona foto

Barcelona es una ciudad que combina a la perfección su carácter cosmopolita y festivo con un tesoro cultural de gran valor. Pasear por las calles de Barcelona es, en sí mismo, sumergirse en una ruta cultural plagada de arte visual. En la ciudad se suceden los museos, las manifestaciones artísticas, la historia y un gran numero de formas de arte callejero. Perderse por las calles del Barrio Gótico, por ejemplo, es a buen seguro, encontrarse con una mezcla entre la cultura barcelonesa de otras épocas y las manifestaciones culturales actuales. Junto a la visita a La Sagrada Familia de Gaudí y un paseo por las Ramblas, una tarde cultural en Barcelona se convierte en una experiencia inolvidable.

El Barrio Gótico

El centro histórico barcelonés por excelencia es el Barrio Gótico. Adentrarse en sus calles y muros es dar un salto en el tiempo, en un paseo lleno de historia y cultura. Un buen punto de partida, dentro del Barrio Gótico, es el correspondiente al núcleo político: la Plaza de San Jaime. La plaza está ubicada donde antes había un foro romano y a su alrededor se encuentran edificios de relevancia política en la actualidad, como por ejemplo el ayuntamiento o Casa de la Ciudad, comenzado a construir en el siglo XIV. Para llegar hasta la catedral es preciso seguir por carrer del Bisbe, una calle estrecha o callejón que conduce hasta el edificio de estilo gótico.

Si lo que se pretende es visitar los museos del Barrio Gótico, lo recomendable es elegir la ruta por la calle de los Condes de Barcelona. Esta calle lleva hasta la zona donde se encuentra el Museo Frederic Marès, que está también acompañado por los palacios Real y del Lloctinect. Muy cerca de la zona se encuentra también el Museo de Historia de la Ciudad, otro edificio de estilo gótico del barrio. Para que la tarde cultural tenga un toque de máxima altura, es preciso salir del Barrio Gótico en dirección a la Carrer Montcada. Una de las calles más hermosas de la ciudad que tiene, entre sus grandes atractivos, el Museo Picasso. Está situado entre los números 15 y 19, y ocupa tres mansiones antiguas.

La Sagrada Familia

Después de la visita vespertina al Barrio Gótico, una tarde cultural en Barcelona debiera contar, sin duda, con la obligada visita a la obra más enigmática e iconográfica de Antonio Gaudí: La Sagrada Familia.
Aunque incompleta –puede que para siempre– esta construcción fue el resultado del intento de Gaudí de conectar con la naturaleza, desde la expresión artística en general y la arquitectónica en particular. El lugar, donde Gaudí dejaría 16 años de reclusión y arduo trabajo, cuenta con una cripta bajo el templo, en la que se encuentran un pequeño museo y la tumba del propio Gaudí, que ya no saldría de su obra más emblemática.
Las Ramblas

Visitar Barcelona con intención de disfrutarla en todas sus manifestaciones supone aprovechar las múltiples ventajas de esta ciudad para acercarse, al mismo tiempo, a distintas disciplinas artísticas.
Aunque el paseo de Las Ramblas está relacionado generalmente con un aspecto más festivo y lúdico de la ciudad, no puede negársele la carga cultural que tiene.
Para quienes disfrutan del espectáculo cultural callejero, Las Ramblas son visita obligada. Una forma de compensar la cultura clásica con la actual.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *