Ruta : Rodeo al volcán Llaima en el corazón del Parque Nacional Conguillío




volcan Llaima

Este circuito de 170 km de ida y vuelta, en su mayor parte compuesto por caminos pavimentados, es un paseo ideal para mediodía.

Desde Temuco se debe tomar la Ruta 5 Sur rumbo al norte. Tras recorrer 9 km, se encuentra el enlace Cajón. Al tomar el desvío a la cordillera, se avanza por un camino llano que, 35 km más allá, lleva hasta Vilcún, un poblado de 4.953 habitantes que se inició en 1902, como centro de servicio bajo el nombre de Fircún. Con la inauguración del ferrocarril que unía Cajón con Cherquenco, en 1911, cambió a su actual ubicación y también modificó su nombre.



En este lugar, se encuentra la hermosa iglesia San Francisco de Asís, construida entre 1915 y 1919 por sacerdotes bávaros de la orden Capuchina. Fue restaurada en 1998 y se caracteriza por contar con un solo volumen de 30 por 12 m; tiene una nave central de cañón corrido y naves laterales con bóvedas de crucería. Está pintada con moldes y colores que se repiten en las otras misiones capuchinas.

A continuación, se encuentra el balneario Los Delfines, que ofrece piscina, juegos, canchas y áreas de picnic con elementos para hacer asados. Se ubica por la calle Prat y la entrada tiene un valor de $1.500 general y $1.000 para niños, de 4 a 12 años.

Desde este punto, el camino comienza a subir y llega a Cherquenco, un pueblo disperso, construido en torno al antiguo ramal ferroviario desde Temuco; posee una antigua iglesia construida por los capuchinos.



Tomando el desvío a Cunco y Melipeuco, por la Ruta Interlagos, se llega al inicio del sector Los Paraguas, perteneciente al Parque Nacional Conguillío.

El camino continúa subiendo por las boscosas faldas del volcán, poco después se llega a un cruce en Y. El camino a la derecha sube en 6 km al refugio Llaima, un antiguo centro de esquí actualmente ocupado por el refugio Tucapel. Accediendo por el camino de la izquierda, y luego de un trayecto de 2 km, surge la continuación de la Ruta Interlagos; esta lleva hasta Curacautín.

El camino sigue derecho y bordeando un bosque de antiquísimas araucarias. Un poco más adelante se encuentra el Centro de Esquí Araucarias, con una superficie de 350 ha y buen equipamiento (departamentos para 4 personas, dormitorios múltiples para 15 personas y el Refugio Pehuén, para delegaciones). Además, ofrece clases y arriendo de equipos de esquí y snowboard. Es posible organizar paseos hasta el volcán Llaima, el cual -junto al Villarrica-, es uno de los más activos de Chile.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *