Ruta : Por el barrio del Puerto de Valparaíso




Comandancia Naval- Valparaiso

Este paseo es una visita al núcleo fundacional de la ciudad; la zona más protegida de la bahía y el lugar donde se ubican modernas instalaciones portuarias. Se extiende entre las plazas de la Aduana y Sotomayor.

Una sugerencia es comenzar por un paseo enfocado en la zona costera, iniciando el recorrido en el muelle Prat. Este se encuentra frente a la Estación Puerto y permite observar la actividad portuaria de Valparaíso, donde grandes barcos son cargados y descargados por enormes grúas que funcionan día y noche. Para entrar al muelle, primero se ingresa a una plazoleta, en cuyo entorno están los edificios de la Capitanía de Puerto y de la Aduana. En el muelle mismo existe una feria de artesanías y, en un dique seco, está la réplica de la carabela Santiaguillo, nave que trajo provisiones a Diego de Almagro, cuando los españoles exploraban por primera vez el territorio chileno en el siglo XVI. Desde el muelle, además, salen pintorescas lanchas que recorren la bahía a modo de paseo para los turistas.

El puerto de Valparaíso está frente a esta instalación y aunque solo es posible observar una parte de sus instalaciones, resalta su imponente infraestructura. Se proyectó en la década de 1930 y su molo de abrigo se puede apreciar muy al fondo, hacia el horizonte. En su costado se protegen los barcos de la Marina de Guerra. El molo se abre al público el último domingo de cada mes.

En el extremo derecho de la bahía, está el muelle Barón, zona en la que se ubican instalaciones turísticas. Como término de este circuito, vale la pena recorrer la Avenida Errázuriz, rodeada de hoteles y tradicionales restaurantes con vista al mar.

Para continuar, se puede partir con otro circuito en la plaza de la Aduana, enmarcada por el edificio colonial del mismo nombre, en cuyo costado se encuentra el ascensor Artillería; este elevador sube por una ladera del cerro homónimo. Cuenta con amplios ventanales para apreciar la bahía y su destino es el paseo 21 de Mayo, un mirador que ofrece una de las perspectivas más bellas de la ciudad. Recorriendo esta explanada, se llega al café El Mirador, paseo rodeado de jardines y en el que sobresale la antigua Escuela Naval, edificio que alberga el Museo Naval y Marítimo.

Para regresar a la plaza de la Aduana, se puede usar el ascensor o bajar por una pintoresca callejuela.

Nuevamente en la plaza, y siguiendo por calle Bustamante, están la plaza y la iglesia La Matriz del Salvador, antigua y bella construcción que se ajusta a la pendiente del cerro; a partir de este lugar se puede seguir el paseo desplazándose por el barrio contiguo que destaca como Zona Típica del puerto y, posteriormente, avanzar por calle Severín, hasta la plaza Echaurren. Recorriendo la calle Serrano, a los pies del cerro Cordillera, surge el ascensor del mismo nombre, que es el segundo más antiguo de Valparaíso (1887) y lleva hasta la plazuela Eleuterio Ramírez, lugar rodeado por llamativas viviendas, entre las que figura la Casa de lord Cochrane: se encuentra junto a un acantilado y funciona como galería de arte.

Por último, en el Barrio Puerto sobresale la plaza Sotomayor. Se encuentra detrás del muelle Prat y la enmarcan altos edificios, como el de la ex Intendencia, que fue inaugurado en 1910 y funcionó como sede del gobierno provincial; actualmente es ocupada por la Comandancia en Jefe de la Armada de Chile.

Al centro de la plaza está el Monumento a los Héroes de Iquique. En el subsuelo, hay un museo de sitio y la cripta en la que descansan los restos de Arturo Prat Chacón y otros héroes del Combate Naval de Iquique.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *