Ruta : De Peumo hasta Lago Rapel




Lago Rapel

Paseo para un día, en otoño y primavera, desde San Vicente de Tagua Tagua. Bordeando la ribera norte del río Cachapoal, con acceso a antiguos pueblos de verdes paisajes y viñedos, para llegar al centro turístico del lago Rapel. Circuito de 88 km pavimentados de ida y vuelta.

Desde San Vicente de Tagua Tagua, se debe salir por la Carretera de la Fruta hacia el poniente. Hay extensas plantaciones de paltos y limones. En el km 5 cruza el puente sobre el río Cachapoal y en el km 10 hay un cruce, a la izquierda, que conduce hacia Peumo.



Peumo

Este lugar fue un primitivo asiento de indígenas que comenzaron a desaparecer en el año 1664, cuando estos terrenos fueron dados en merced al marqués de Villa Palma, de la familia Encalada. Visite la plaza de Peumo, rodeada de hermosos árboles popularmente llamados “pata de vaca” (bahuinias), con curiosas hojas y grandes flores blancas en verano, que parecen orquídeas.

Recorra el pueblo siguiendo sus curvas y adentrándose en los encantadores rincones; algunas de sus veredas están precedidas por floridos “crespones”. Esta afición por las flores fue introducida por una alcaldesa chileno-norteamericana. Al salir de Peumo y retomando la Carretera de la Fruta en dirección poniente verá gran cantidad de frutales, principalmente naranjos y viñedos. En el km 14, a mano derecha, verá el portón de acceso a la Viña Concha y Toro.  La empresa tiene aquí más de 550 h de viñedos y parronales, formando el mayor paño continuo de viña en Chile. Ofrece un atractivo tour, durante el cual los visitantes recorren el parque de la casona y las antiguas bodegas de la viña. Reserve antes, reserva@conchaytoro.cl, más información en www.conchaytoro.cl.

Continúe por el camino principal, el que termina en el llamado Cerrito del Señor; allí se realiza un Vía Crucis en Semana Santa. Un sendero corto lleva a una espectacular vista hacia todo el valle, que alcanza hasta el otro lado del río, incluyendo Pichidegua, los cerros de La Torina y los extensos viñedos de Concha y Toro. Volviendo a la carretera, en el km 20, al costado derecho, verá la gran hacienda La Rosa Sofruco, una importante agroindustria que mantiene su bonita casa patronal y un parque muy bien cuidado. Cuenta con una sala de ventas de sus productos, como, frutas frescas, secas o confitadas, nueces, miel de palma y abeja, y vinos. Fono 72-501300.



Pasando por Las Cabras

A la altura del km 27 se cruza por Las Cabras, pueblo que fue un antiguo y gran fundo y también una estación del ramal del ferrocarril a Pelequén.

Desde Las Cabras se puede acceder, previa autorización y por un camino de 16 km, al Palmar de Cocalán, parque privado que busca proteger la concentración de palma chilena en peligro de extinción. Allí se extrae la savia de las palmas para la reconocida marca nacional miel de palmas Cocalán (no está abierto al público. Sólo se otorga  permiso de acceso con fines de investigación o estudios ecológicos, previa solicitud al fono 02-5552894).

Saliendo de Las Cabras en dirección hacia la cuesta de Quilicura, el camino comienza a subir y se obtiene una espectacular vista hacia Las Cabras y el típico paisaje rural de la zona central. La cuesta es de 3 km y, al bajar, se aprecia un hermoso valle.

Continuando, en el km 16 se llega a un impresionante bosque de miles de palmas, formando un hermoso paisaje. Se trata de la palma autóctona chilena, que se distingue por su grueso tronco liso, siendo una de las más australes del mundo junto con la palma de Nueva Zelandia. Crece muy lentamente. Allí es posible observar árboles de 300 años de edad, mientras que los más grandes superan los mil años. De ella se obtiene la deliciosa miel de palma.

En la actualidad, los principales palmares y los que mejor se conservan son los de Ocoa y de Cocalán, existiendo otros siete lugares de menor extensión diseminados por la zona central de Chile.  Desde Las Cabras (km 27), se debe seguir en dirección al lago. Llegando al km 34, en la aldea El Carmen, se recomienda tomar el camino a la izquierda para bordear una bonita península, pasando por Llallauquén hasta Punta Verde. Finalmente, se llega hasta el lago Rapel, que ofrece excelente equipamiento para deportes náuticos.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *