Ruta : De Castro a la península Rilán




peninsula Rilan

Atractivo paseo por la llamada Ruta de los molinos, con hermosas panorámicas y visitas a restaurados artilugios tradicionales. Son 86 km de ida y vuelta desde Castro. Paseo para un día.

Km 0 Salir de Castro. En el km 4, entrar a la derecha a Llaullao, aldea con casas de tejuelas y una antigua capilla policromada en un singular emplazamiento. Cada segundo domingo de febrero se realiza la Gran Maja Chilota, fiesta campesina, en la que se muele la manzana con varas para extraer la chicha; hay degustación de chicha fermentada y comidas.



Se debe seguir por el camino a Dalcahue. En el km 7, se pasa por Putemún, donde se encuentra uno de los cuatro molinos de agua restaurados por la municipalidad de Castro. En la costa se habilitó el mirador de Putemún, palafito para observar el humedal que alberga a más de 50 variedades de aves migratorias que anidan entre primavera y otoño. Cerca de 1 km más adelante, por la Quinta de Putemún, hay un restaurante campestre con una prensa de madera para elaborar chicha.

En el km 10, se debe tomar el desvío a la derecha, señalizado a Rilán. En el km 18, se cruza Quilquico. El camino a la izquierda conducía en un km a la capilla de Quilquico (MN), que era la más antigua de Chiloé, pero el abandono destruyó este importante patrimonio nacional, demolido en 1988. Tenía el escudo de los jesuitas en el pórtico y el cielo interior pintado de azul añil, el color institucional de esa orden. Aquí también se recomienda hacer un desvío de 18 km para visitar la ribera del fiordo de Castro y sus atractivos.

Nuevamente en el km 18, luego de cruzar Quilquico, tomar la derecha por el camino que pasa por Huenuco Norte, que tiene otro molino de agua y el mirador Huenuco a 50 msnm, con una vista de Castro en la ribera opuesta.



Yutuy

La ruta baja y cruza por un puente una pequeña entrada de mar antes de llegar Yutuy, villa dedicada al trabajo agrícola y a la salmonicultura, donde hay otro molino de agua restaurado, un mirador y un interesante corral de pesca formado por un cerco de madera tejida, que evita que salgan los peces en marea baja. A mediados de enero, se realiza una fiesta costumbrista con comidas y bebidas, acompañadas de canto y música chilota.

El camino sigue al sector de Los Molinos, donde se puede visitar otro molino de agua, y continúa bordeando el fiordo de Castro para terminar, tras 9 km, en el sector de Peuque, con un mirador a 80 msnm, con espectacular vista al fiordo desde Putemún hasta Chonchi. En el lugar también se puede visitar el único manchón de bosque nativo de esta península.

Km 36 Regrese al cruce Quilquico y continúe por el camino a Rilán.

Km 39 Se pasa por el Mirador Coñico, con hermosa vista de la isla Quinchao y las localidades ribereñas del canal Dalcahue.

Km 47 El camino entra a Rilán, pueblo ubicado en una hondonada. Desde lejos, resalta la silueta de una enorme iglesia.

Iglesia de Santa María de Rilán (MN)

Construida por misioneros franciscanos a mediados del siglo XX y declarada Patrimonio de la Humanidad. Su torre de tres cuerpos y 25 m de altura, domina todo el paisaje. Tiene un portal de cinco arquerías de estilo neoclásico. El virtuosismo de su técnica constructiva en madera es precursor de la gran iglesia franciscana de Castro. El 11 de febrero se celebra una gran fiesta local.

Tras visitar el pueblo, se recomienda dirigirse a la caleta, a 1 km de la plaza. Después, acercarse a Punta Guantao, a 4 km de la plaza, con una gran vista a las islas al oriente.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *