Ruta : Circuito Interlagos




Lican Ray

Este circuito recorre cinco lagos, con vistas a hermosos volcanes y selvas de fondo. Es un tramo de 216 km, la mayoría por buen camino ripiado.

El paseo comienza saliendo de Lican Ray por el camino costero rumbo a Coñaripe; por la ruta existen áreas de camping y la mejores playas de los lagos del sur, pues cuentan con fina arena volcánica y sombra de árboles nativos.

Luego de recorrer 27 km, se llega a Coñaripe, un concurrido balneario que cuenta con hotel, cabañas, sencillas pensiones, centros artesanales, servicio de excursiones, restaurantes y camping ubicados a lo largo de la enorme costanera que se extiende por 3 km. En los alrededores, hay hermosos paisajes y un tramo del Sendero de Chile que recorre 25 km y lleva desde la comunidad indígena de Traitraico hasta la ladera sur del volcán Villarrica.

Continuando por el camino, se accede al lago Pullinque, pequeño y salpicado de islotes. Su nivel fue aumentado artificialmente para el uso de la central hidroeléctrica instalada en la zona. Sobre la muralla que embalsa este lago está el puente Bocatoma, luego siguen las instalaciones de la central hidroeléctrica Pullinque, y, un poco más allá, hay una bifurcación: la vía recta continúa a Panguipulli y el desvío, hacia Calafquén.

Tomando la alternativa hacia el oriente se arriba a Choshuenco. Una vez que se cruza el río Pullinque, comienza a divisarse el Panguipulli, un lago con una superficie de, aproximadamente, 9.400 ha; es uno de los más grandes y quizá, el más bello de los lagos del sector.

Siguiendo hacia Coihueco, el camino se interna en una bahía con casas rodeadas de bosques y accesos a la playa; luego avanza por el caserío de Puñir, en cuya orilla hay una hermosa playa.

En el kilómetro 95, se llega al puente sobre el río Llanquihue y, un poco más adelante, se debe girar hacia la izquierda para dirigirse al lago Pirihueco. La ruta continúa cruzando el puente sobre el río Fuy, que corre profundo y encajonado. Luego de 400 m, aproximadamente, hay que virar a la izquierda. Tras recorrer unos 2 km, se llegará al lago Neltume, cuya superficie alcanza cerca de 890 ha. Este cuerpo lacustre cuenta con una bonita playa apta para el baño, y en los alrededores hay campings y también cabañas junto al lago.

Regresando al camino principal y siguiendo el desvío señalizado a la derecha, se encuentra el salto del Huilo Huilo; para ingresar hay que seguir un pequeño camino que cruza un corto puente sobre el río Fuy. En el Portal Huilo Huilo está la boletería que cobra por el acceso a los miradores; desde ellos se pueden contemplar estas hermosas caídas de agua.

Para ingresar a la Reserva Huilo Huilo también debe pagarse una entrada; se trata de un emprendimiento particular que reúne un proyecto inmobiliario y la protección de un gran sector de bosque nativo al oriente de los volcanes Mocho y Choshuenco. Hasta estos lugares se puede subir en auto y en cualquier temporada, pues funciona durante todo el año un Snow Board Park, que cuenta con alojamiento y restaurante.

Retomando el camino principal, se llega a Neltume, un pequeño poblado que concentra artesanos y cuenta con hospedajes y restaurantes.

En la continuación de la ruta, se encuentra la señalización que indica el inicio del sendero que lleva al salto de la Leona, rodeado de bosque nativo, cavernas y helechos, todo de gran belleza. Siguiendo hasta la playa del lago Pirihueico, se ubica Puerto Fuy, pintoresco caserío desde donde zarpa una barcaza que comunica con Puerto Pirihueico, al otro extremo del lago. Existen cabañas y una playa apta para acampar.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *