Parque Conguillío: Hermoso dominio mapuche




Es uno de los parques mejor conservados y bellos del país. Aquí reina la araucaria, árbol milenario que luce su esbelta figura en medio de un paisaje vigilado por el volcán Llaima y su reflejo en las aguas del lago Conquillío. Estamos en zona mapuche.

Traducida al español, la palabra mapuche conguillío significa “asentarse o establecerse en los piñones” y es precisamente eso lo que hace un turista o visitante al ingresar al parque. El paisaje dominante es de araucarias, árbol declarado Monumento Nacional que da como fruto el piñón y que alcanza un promedio de 50 metros de altura con una longevidad de 1.500 a 2.000 años. Son miles las hectáreas de esta preciosa conífera que luce elegante su esbelta figura en medio de la Cordillera de los Andes. Una imagen deslumbrante en verano como en invierno, cuando en esta última época las nevadas cubren los suelos y el follaje de la araucaria se cubre de blanco.

Parque Conguillio

Junto con el parque Puyehue es el mejor conservado y tiene una muy buena infraestructura turística. Se pueden arrendar cabañas, acampar o simplemente pasear por el día. Sin temor a equivocarnos, podemos decir que es uno de los más hermosos del sur de Chile con cuadros naturales que tienen como protagonista al volcán Llaima, considerado el más activo de América del Sur. Su registro, de hecho, es bastante abultado: se tiene conocimiento de 48 erupciones desde 1.640. La última fue en 1994, pero afortunadamente no tuvo mayores consecuencias.

El Llaima ha modelado la geografía de este parque. A tal punto que el lago Conguillío, la laguna Captrén, la laguna Arco Iris y su vecina laguna Verde, fueron creadas a partir de corridas de lava que taponaron el drenaje de la Sierra Nevada. En todas ellas se pueden ver bajo las cristalinas aguas los troncos erguidos de los árboles inundados en aquellas oportunidades. Prueba más evidente de la acción volcánica es el río Truful Truful, con su cauce profundamente erosionado por las explosiones del Llaima a través de los siglos.

En la caseta de control, en la entrada del parque, se entrega información general y detallada de las actividades que se pueden realizar (no está permitido el uso de embarcaciones a motor) y se cobra por el ingreso. A poco andar aparece la laguna Captrén, que tiene un camping en la ribera sur y muchos senderos de excursión. Unos kilómetros más adentro se localiza el lago Conguillío, donde está la Administración de CONAF y el Centro de Información Ambiental, con interesantes muestras de la fauna, flora y mapas geográficos de la zona. Este lugar es realmente precioso. Si desean navegar las aguas del lago pueden arrendar botes, o pueden disfrutar del paisaje mediante excursiones de dos o tres horas o bien contentarse con la gran vista que se tiene desde la orilla al mismo tiempo que se practica la pesca deportiva. Aquí hay cabañas donde alojar, cafetería y tienda de provisiones.

El placer de una caminata

Los senderos de excursión más importantes son el de Sierra Nevada, el más espectacular puesto que se trepa desde unos 700 metros de altitud hasta el reino de las araucarias a unos 1.500 metros. Son cerca de 10 kilómetros de recorrido ida y vuelta que permiten observar lo más representativo de la flora y fauna. Además tiene miradores con vistas espectaculares hacia el lago Conguillío y las cumbres circundantes. Otro de los senderos es el de Los Carpinteros que circunda la laguna Captrén y se interna por bosques de coigües y lengas. El más corto, en tanto, es el sendero Las Araucarias, que es autoguiado y se interna por bosques de la especie referida. Un agradable paseo de una hora aproximadamente.

Antes de cada una de estas excursiones conviene participar de las charlas en el Centro de Información Ambiental. Por la sencilla razón que es conveniente tener un conocimiento previo de las distintas especies arbóreas. Por fotografías o en plantaciones de cultivo los guardaparques enseñarán a distinguir un roble de un raulí o un arrayán de un ciprés de la cordillera. También se pueden ver avellanos, ciruelillos, lleuques y canelos. Entre las especies de animales, son comunes los pumas, zorros culpeo, zorros chilla, chingues, pudúes, monito del monte, etc. Asimismo, se pueden apreciar aves tales como el cóndor, el pato anteojillo, pato real, torcaza, carpintero negro, choroy y traro. Entre los reptiles, diversas especies de lagartijas, lagartos y culebras de cola corta.

Por último, el sector Los Paraguas es uno de los lugares menos visitados del parque, pero de una belleza muy propia, que hacen que su centro de esquí Las Araucarias ocupe un lugar especial entre los aficionados. Cuenta con buenas instalaciones para la práctica del deporte blanco: andariveles y carros de arrastre portátil, además de un refugio de montaña. Por supuesto, el paisaje que se tiene desde la falda hacia el valle es impresionante. Una gran explanada blanca poblada de bosques de araucarias.

DATOS UTILES:

· Se accede al parque por el camino que une Temuco-Cunco-Melipeuco. En total, 126 kilómetros en buen estado. Otra alternativa es el camino que une Vilcún y Cherquenco hasta el refugio de esquí Llaima (96 kilómetros desde Temuco).

· El parque está abierto todo el año. De noviembre a abril el horario es de 8 a 22 h y de mayo a octubre de 8.30 a 17 h.

· La entrada para adultos tiene un valor de $2.500 y los niños pagan $700.

· El clima de Conguillío es templado lluvioso. En verano las temperaturas promedian los 15º C y en invierno los 6º C. Es común que nieve en los meses de junio, julio y agosto.

· Si desean mayor información sobre el Centro de Esquí Las Araucarias, llamen al teléfono (02) 6966826 o al 09-4434246.

· El arriendo diario de una cabaña en el parque cuesta $40.000 para seis personas y $45.000 para ocho. El teléfono de Cabañas Río Colorado es el 09-4433555 y el de Cabañas y Camping Conguillío es (45) 214363.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *