Los Moais : uno de los mayores atractivos turísticos de la Isla de Pascua




Quizás uno de los mayores atractivos turísticos que tiene Isla de Pascua se deba a las estatuas de piedra que se encuentran ubicadas en distintos sectores de la isla. ¿Qué representan? ¿Cómo y por qué fueron construidas? Esos son algunos de los enigmas de investigadores, visitantes y estudiosos tratan de resolver.

Estas imponentes esculturas de piedra representan a los ancestros de una raza. Antiguamente cada uno de ellos llevaba el nombre de la persona a la que encarnada, pero hoy en día quedan pocos con los nombres originarios.

Algunos hablan de la existencia de setecientos o más moais repartidos a lo largo y ancho de toda la Isla de Pascua.



Eran fabricados principalmente en la cantera del volcán Rano Raraku, uno de los lugares más impactantes de la isla, por cierto un atractivo imperdible tanto para turistas como estudiosos del tema.

Para todos los que visitan el lugar, es claramente notorio que muchos de ellos quedaron en distintas etapas de construcción. También es evidente que muchas de estas estatuas no llegaron a destino, encontrándose muchas “a mitad de camino”, dañadas y con claros signos de deterioro por el paso del tiempo.

Una de las teorías más llamativas que explican cómo habría sido movidos estos gigantes de piedra, y que es la respuesta preferida de los nativos, es a través del  “Mana”, que según la cultura Rapa Nui, sería una suerte de poder mágico que permitiría que los Moai se desplazaran.



Otras teorías, de corte más científicas, hablan de la utilización un armazón de madera donde supuestamente el Moai era colocado y tirado con cuerdas sobre un trineo.

Otra explicación se basa en que las estatuas se tendían sobre dos palos redondos y luego eran tirada cambiando constantemente la ubicación de los palos rodadores de atrás para adelante, logrando con este ejercicio el movimiento del Moai. Un movimiento similar al que usan los pescadores para sacar sus botes del mar.

Sus Características
No es menor el detalle que la altura promedio de los Moai es de 4,5 metros. Se han encontrado algunos desde un metro hasta uno particularmente impresionante el cual mide poco más de 20 metros, y que se encuentra recostado aún adosado a la roca de la ladera externa del volcán.

La mayoría de las personas piensan que los Moai tienen en su cabeza un sombrero, pero esto no es así, ya que lo que representan es un tipo de moño, el cual se habría usado por la etnia en tiempos pretéritos. Este “peinado” se denomina “Pukao”, eran confeccionados en un lugar llamado “Punapau”.

En cuento a los ojos, debemos decir que sólo algunos constan de ellos. A través de las investigaciones de los arqueólogos se ha llegado a la conclusión que los “Mata” (Ojos) serían hechos en base a coral y piedra obsidiana.

Los Moai datan aproximadamente desde hace 1.500 años atrás. Es preocupante apreciar que en la actualidad muchos están siendo atacados por un hongo, lo que demuestra que la humedad y aire marino las afecta notoriamente.

Todos los Moai se encuentran sobre un “Ahu” (Altar de piedra sobre el cual descansan), y para prevenir un daño mayor, está prohibido a los turistas y personas en general subir a la plataforma y tocarlos. Afortunadamente la isla cuenta con guardaparques cuya labor es educar y evitar eventuales daños a estas esculturas están llamadas a trascender a través con el tiempo.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *