La irresistible Ruta del Manjar




Dulces de la Ligua

La zona central de Chile destaca por concentrar lugares donde se preparan las más típicas y tradicionales recetas elaboradas con el exquisito manjar, ingrediente fundamental de los dulces chilenos: La Ligua, Curacaví y Curicó son las localidades más conocidas. Sigan la ruta.

Es mundialmente conocido como dulce de leche, sin embargo en Chile su nombre es manjar. Este ingrediente infaltable en la preparación de los más deliciosos dulces típicos del país, es una de las más exquisitas, tradicionales y dulces recetas de antaño, preparadas en los hogares por las dueñas de casa. Su elaboración es a partir de leche entera y azúcar. Se lleva a cocción y allí alcanza su punto de ebullición y toma un color ámbar. Desde ese instante se cocina a fuego lento, por un par de horas. Su preparación requiere de paciencia, pero definitivamente vale la pena. En la actualidad los hay envasados y se pueden comprar en diversos lugares, aunque nunca igualarán el aroma, sabor y textura de un manjar casero. En Chile existen tres lugares que se caracterizan y que destacan por preparar dulces tradicionales con manjar, los que conforman esta dulce ruta: La Ligua en la Región de Valparaíso, Curacaví en la Región Metropolitana y Curicó en la Región del Maule.

Los dulces chilenos

Existen de diversos tipos, pero el ingrediente principal de la mayoría de estos es el delicioso manjar:

* Empolvados: es un clásico dulce chileno, hecho de dos tapas de bizcocho suave y blando, pegadas con manjar y espolvoreadas con azúcar flor. La masa o bizcocho se compone de harina, polvos de hornear, yemas, claras y vainilla. 

* Alfajores de hojarasca con manjar o tortitas: es un dulce fino y crujiente con centro de manjar. Algunos se realizan con más de una hojarasca, dos o tres, y cada una lleva una capa de manjar.

* Chilenitos: es uno de los más clásicos y reconocidos, especialmente por su nombre. Este dulce es hecho con finas y crujientes hojarascas de masa blanda. Su relleno es de manjar y además se cubre con betún de merengue.

* Mil hojas: se compone de muchas capas de masa muy finitas y de suave textura, rellenas cada una con manjar y merengue.

* Príncipe: es un fino dulce de dos hojarascas grandes, ovaladas y convexas, adheridas con manjar, cubierto con betún de merengue, que le otorga una textura crujiente al morderlo.

* Cachitos: masa suave, muy similar a la de mil hojas. Su textura es suave, con forma de cacho y hueca por dentro y rellena con mucho manjar.

* Merengue: el dulce favorito de los niños. Tiene dos tapas de crujiente merengue, con suaves líneas tostadas y rellenas de manjar.

Dulces de La Ligua

La tradición dulcera de La Ligua, en la Región de Valparaíso, nació a fines del siglo XIX. Su antigua receta pareciera ser una deliciosa fórmula secreta de la época, que ha sido enriquecida con el pasar de los años con nuevos ingredientes, que le otorgan sabores, texturas y formas nuevas. Lo que no ha variado nunca es su fundamental relleno de manjar. En la comuna existen fábricas en donde preparan los dulces, y a diario, dulceras llegan hasta la carretera con sus canastos para venderlos. Se transformó en una tradición que perdura en el tiempo, que atrae comensales y turistas que quieren probar las delicias de Curacaví, que además es por excelencia la ciudad del tejido.

 Dulces de Curacaví

Su historia comienza junto con la de los dulces chilenos. En 1910, se obtuvo el primer permiso municipal para elaborarlos oficialmente, sin embargo, desde mucho antes, en las casas de campo se preparaban dulces artesanales. Las masas eran cocidas en hornos de barro y luego se rellenaban con manjar casero y eran cubiertos con una crujiente capa de betún de merengue. Con el pasar de los años, esta dulce receta, continuó siendo una tradición de Curacaví y parada obligada para quienes viajaban desde Santiago hasta Valparaíso (ruta 68).  Algunos lugares se han instalado y han crecido ofreciendo diversos productos, pero siempre atrayendo al público con la tradición de sus dulces. El restaurant Agua Piedra, ubicado en la Ruta 68, km 45 es uno de ellos (www.restaurantaguadepiedra.cl). Por otro lado dulces Elisa es una destacada  productora de dulces chilenos de Curacaví (www.elmaucoalimentos.cl

Tortas Montero: tradición curicana

Su sabor es inconfundible, además, de famosas y tradicionales. Son blandas masas de hojarasca de suave textura, rellenas con diversos ingredientes, destacando entre ellos el manjar, que por cierto son las más apetecidas. De todas 0maneras existen cinco variedades de tortas: manjar, manjar almendras, manjar nuez, manjar naranja y alcayota. Las tortas curicanas tienen más de una capa (entre dos a cuatro) y su exterior es cubierto con azúcar flor espolvoreada. Existe la torta curicana de 1 kilo, 250 y 100 g.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *