La inolvidable vuelta en un día al segundo lago más grande de Chile




Los atractivos turísticos del Lago Llanquihue, ubicado en pleno corazón de la X Región, son innegables. Un extenso y maravilloso lago, hermosas y pintorescas ciudades –desde modernas urbes hasta pequeños poblados influidos por la colonización alemana-, bosques nativos y un paisaje sobrecogedor, atractivas playas, parques nacionales, múltiples actividades turísticas y deportes para disfrutar en familia o con los amigos son sólo algunas de las posibilidades que ofrece esta zona.

Además, como son varias las ciudades que se encuentran al borde del Llanquihue y son pocos los minutos que las separen entre sí, es posible recorrerlas a través de un circuito que ofrece paisajes de variados atractivos -siempre bajo la custodia del volcán Osorno y las cristalinas aguas del lago-, y adentrarse en los legados dejados por la colonización alemana.

lago  Llanquihue



A continuación, ofrecemos un recorrido por este lago sureño con una serie de datos para visitar los principales atractivos naturales y turísticos aledaños al Llanquihue, disfrutando del entorno natural propio de la X Región.

Conociendo el lago

El lago Llanquihue, es el segundo más grande de Chile, luego del General Carrera, en la XI Región. Tiene una superficie de 86.000 hás y su nombre significa “lugar sumergido”. En sus riberas están asentadas las ciudades de Puerto Varas, Frutillar y Puerto Octay, famosas por sus bellas playas, su arquitectura de influencia germana y por los eventos que durante la época estival allí se realizan.



En las aguas del Lago Llanquihue se refleja el cono perfecto del volcán Osorno y las cimas del Puntiagudo, el Calbuco y el Tronador.

El lago Llanquihue al igual que los lagos Ranco, Puyehue, Rupanco y el seno de Reloncaví, fueron formados por glaciares que socavaron la cordillera y depositaron el sedimento llamado “morrena”, formando diques que represaron las aguas.

El lago fue descubierto por Pedro de Valdivia en 1552. Varias expediciones llegaron al lago, pero sin duda el agente colonizador Vicente Pérez Rosales es uno de los más importantes. Este hombre vino al Llanquihue desde Osorno, en 1851, e intentó circunnavegarlo en un tronco ahuecado. A consecuencia de ello naufragó salvando a nado y su acompañante murió.

Pérez Rosales y el colonizador alemán Bernardo Egon Philippi, exploraron toda la región en busca de tierras vacantes -y por ende, del Estado- próximas al mar para facilitar la comunicación. Explorando las tierras descubrieron el lago Llanquihue rodeado de selva y próximo al mar.

Los colonos poblaron paulatinamente las riberas del lago Llanquihue hasta 1880, cuando cesó la oferta de tierras por parte del Estado. Este lago era la vía de comunicación, pues todo el tráfico se hacía por sus aguas.

El recorrido

El circuito completo es de cerca de 190 kms con caso la totalidad de ellos pavimentados (salvo el tramo entre Ensenada y el balneario de Las Cascadas, de un poco más de 20 kms). A este circuito se puede acceder desde cualquiera de las ciudades ribereñas, ya sean Puerto Varas, Puerto Octay o Frutillar.

Además, si vienes del norte, por auto o bus, puedes ingresar desde la Panamericana Sur en el cruce de Osorno y tomar la Ruta U 55 camino a Puerto Octay (diariamente salen buses desde Osorno a esta localidad ribereña). Si viajas en avión, puedes llegar a Puerto Montt y luego dirigirte desde el Aeropuerto el Tepual hasta Puerto Varas, distante 20 kms de la capital regional.

Siguiendo la ruta costera desde Puerto Varas (km 0) a Ensenada (km 47), se continua por el borde del lago rumbo al norte accediendo al Parque Nacional (PN) Vicente Pérez Rosales (ver más información en el segmento del PN). Tras 1 km llegarás a la Laguna Verde, que podrá recorrer a pie.

A continuación, el camino atraviesa un escorial de lava que llegó al lago en 1835 y que constituye un paisaje singular; actualmente, comienza a ser cubierto por la vegetación.

Continuando tienes la opción de volver por el camino asfaltado, tomando rumbo norte hacia Las Cascadas. Por este sector podrás ascender al volcán Osorno y La Burbuja (a 14 kms del PN), donde funcionó un centro de esquí.

En verano se hacen excursiones a la cumbre del volcán y a los serac (formaciones glaciares), con guías y previo registro de datos en la caseta de Conaf. En el camino al ex centro de esquí está La Burbuja, un cráter lateral secundario sin actividad que, a la vez, es un mirador al valle del río Petrohué. El camino continúa junto a la escarpada ribera dejando el PN.

Las Cascadas (a 36 kms de Puerto Octay), con 700 habitantes, es un pintoresco balneario con casas de veraneo, playas, cabañas, camping y servicio de buses diarios a Osorno. Junto a Lican Ray, en el lago Calafquén, es el único balneario del Sur que nació sólo para el turismo de verano.

Siguiendo el mismo camino, en el km 70, un cementerio acompaña a la capilla de Río Blanco, construida en 1892 por el padre jesuita Mellwig. Avanzando un poco más hacia el norte, llegará a la bahía de Puerto Klocker. Desde ahí sale un camino al refugio de esquí La Picada, a 20 kms, del Club Andino de Puerto Octay. Allí organizan excursiones al volcán y también hay senderos que llegan hasta Petrohué.

En el km 83 la ruta se divide en tres: por la derecha se va al lago Rupanco, por la del medio a Puerto Octay y, a la izquierda, a Puerto Fonck (de ripio).

Si quieres tomar esta última, que se acerca al borde del lago, es la más recomendable, aunque la de Octay es pavimentada. Si te arriesgas podrás ver dos capillas, una luterana y la otra católica, que disponen de bellos cementerios. Bajando la meseta hay una playa, con uno de los pocos muelles antiguos que aún sobreviven.

Continúa por campos y bordeando el lago se encuentra Playa Maitén, con un camping y una zona de picnic. La capilla Playa Maitén data de 1867. Al costado, una placa recuerda el centésimo aniversario de la llegada de los colonos alemanes al lago. Luego tomas el camino asfaltado y llegas a Puerto Octay y la bahía de Centinela.

Para continuar la vuelta al lago es necesario emprender rumbo oeste por el camino pavimentado a Quilanto, aldea con una capilla construida en 1886. Allí debes tomar la ruta ripiada a la izquierda, que bordea el lago. La vista es espectacular; presenta tres volcanes, islotes y la península Centinela. Bordeando el lago se llega a Los Bajos, antiguo puerto que llegó a tener cinco muelles; hoy sólo quedan sus ruinas. Visita su cementerio, la iglesia luterana y, junto al la ribera, una casa patronal de 1919.

Continuando el borde de lago llegarás a la abrigada Playa Maqui. Tienes alojamiento en antiguas casas de campo y un camping a orillas del lago. Cruza los accesos a varios hoteles hasta una puntilla, con un cementerio sobre un acantilado. Allí se obtiene la mejor vista de Frutillar. La bahía con mas de 2 kms de playa es el lugar preferido de los veraneantes de la región.

Tomando el rumbo sur de Frutillar nos enfrentamos a dos opciones; seguir por el camino costero hacia Punta Larga, tramo de 12 kms que bordea la península y corre junto al lago, con buenas vistas y servicios como hostería, cabañas, camping y Club de Caza y Pesca con botadero y guarda-lanchas. La otra variante es el antiguo camino Osorno-Pto Montt que sube a la meseta donde hay potreros y casonas de campo, para entroncar con la otra variante a la altura de Quebrada Honda.

Siguiendo al sur llegamos a Bahía Totoral. Continuando el borde de lago, llegamos a la Iglesia y Cementerio Luterano. El camino costero sigue 6 kms. hasta Llanquihue. Lamentablemente, para continuar hasta Puerto Varas, la única vía es la Panamericana.

Las ciudades

– Frutillar: se ubica a orillas del lago en el sector poniente, frente al Volcán Osorno. Posee 15.403 habitantes. Históricamente su importancia radica en que fue la ciudad que albergó a los primeros colonos alemanes que llegaron a Chile.

Esta pequeña ciudad se caracteriza por sus construcciones de reminiscencia alemana, hermosos paisajes, playas a orillas del lago y coloridos jardines que le otorgan un sello muy especial. En este lugar se pueden visitar los siguientes lugares.

Museo Colonial Alemán: muestra el estilo de vida de los primeros colonos que llegaron a la zona. Posee edificios típicos de aquella época, además de mobiliarios y maquinarias que hacen alusión a la segunda y tercera generación de inmigrantes. Posee hermosos jardines y árboles centenarios.

Anfiteatro del Lago: es el Centro de Conciertos y Eventos que cobija las Semanas Musicales de Frutillar. Contará con un restaurante y tiendas además del anfiteatro al aire libre con un escenario flotante, que variará según el nivel del lago.

Reserva Forestal Edmundo Winckler: centro experimental forestal que pertenece a la Universidad de Chile. En él existe un sendero de interpretación ambiental de 800 mts de bosque nativo. Abierto todo el año desde 10:00 a 19:00 hrs (fonos 65-421291 y 65-422307).

Parque Nativo Forestal de la Universidad de Chile: denominado también “Bosque del Recuerdo”, constituye un lugar interesante para visitar y disfrutar de la naturaleza. Empresas especializadas en pesca deportiva ofrecen sus servicios al visitante pudiendo, además, disfrutar de variadas actividades como caminatas, esquí acuático, paseos en bote, a caballo, en bicicleta, entre otros. Cuenta con servicios de alojamiento y alimentación.

Monumento a Los Colonos Alemanes: fue construido en 1936 por la colonia alemana residente en recuerdo al esfuerzo realizado por los primeros inmigrantes a nuestra zona. Desde allí se captan excelentes vistas panorámicas del Lago Llanquihue y de la Cordillera de Los Andes con sus volcanes.

En este lugar se pueden visitar la Casa Patronal, que data de 1989, y se encuentra edificada sobre una colina; el Campanario, bodega agrícola circular, cubierta por un techo cónico y sujeto por un solo pilar central; el Molino, cuya rueda de paletas es movida por el agua de un canal de madera; y la Casa del Herrero.

– Llanquihue: se ubica en la ribera del río Maullín y del Lago Todos Los Santos, frente al Volcán Osorno. Se encuentra a 27 kms de Puerto Montt, y se ubica entre Puerto Varas (7 kms) y Frutillar (19 kms). Posee 16.337 habitantes.

El pueblo nació de los colonos alemanes que llegaron a la zona y que construyeron allí un muelle para mantener comunicación con otros sectores. En enero se desarrolla el encuentro Nacional de Folclore junto al Lago, y la Bierfest o Fiesta de la Cerveza, de tradición alemana. En febrero se realiza el Programa de Verano y en julio las Temporales Teatrales Junto al Lago.

En su visita podrá observar la arquitectura característica que impusieron los colonos y además se puede ver:

Monumento de los Antepasados (“Usern Ahnen”): levantado en 1937 en honor a los primeros colonos alemanes. Consiste en un muro de piedra y placas de bronce en donde están grabados los nombres de los 80 pioneros. Se puede acceder siguiendo el camino desde el Club Alemán y más allá del fin del pavimento llegará a visitar Totoral y el monumento.

Fábrica de Cecinas Llanquihue: fundada en 1911 y una de las características principales del pueblo de Llanquihue. La fábrica tiene más de 18 mil m2 construidos y modernas instalaciones.

Club Gimnástico Alemán: se puede acceder a este club desde el centro de la ciudad tomando el norte por calle Baquedano, pasará por la estación del Ferrocarril, el Cuartel de Bomberos. Allí se lleva a cabo la tradicional Bierfest o Fiesta de la Cerveza.

Playa de Llanquihue: tiene un muelle de madera de 107 mts de largo que es usado como embarcadero para las lanchas. En el agua verás dos réplicas de cisnes de cuello negro en forma de escultura que atestiguan la prolongada existencia de estos bellos animales en la región.

Río Maullín: es uno de los principales atractivos de Llanquihue, junto con el lago, que cuenta con una vegetación y preciosos paisajes. Posee una longitud de 85 kms hasta desembocar en el Océano Pacifico. En el sector del río se puede practicar la pesca, natación, observación de aves e incluso natación en unos pozos que se encuentran en un sector de la ruta. Además, se pueden ver patos silvestres, coipos y salmones por lo claro de su cauce, además de cuervos que buscan alimento en las orillas, gaviotas y patos silvestres que merodean por ahí. Los botes pueden llevar a los turistas hasta las caídas de agua, conocidas como Tres Piernas y a los pozones ya sea para pescar o nadar.

– Puerto Varas: conocida como la “Ciudad de las Rosas”, se ubica a 20 kms al norte de Puerto Montt, en la ribera suroeste del Lago Llanquihue. La ciudad posee 28.000 habitantes y está enclavada en un marco natural formado por el lago y los volcanes Osorno y Calbuco.

Su principal actividad es la producción de leche, también destaca la producción de cecinas y otras tareas agrícolas. Otra actividad que ha ido en crecimiento es el turismo, puesto de manifiesto en el gran número de hoteles construidos, aprovechando su cercanía al lago y sus preciosos parajes. En tu visita podrás conocer los siguientes lugares

Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús: declarada Monumento Nacional y construida en roble en el año 1915 por Edmundo Niklitschek. Es de grandes proporciones.

Casino de Puerto Varas: está en un edificio de dos pisos recientemente construido, ubicado en la costanera con Calle del Salvador a 50 mts de la Plaza de Armas de la ciudad. Posee 300 tragamonedas, juegos de ruleta, black jack, bacarat, crap, 21 real, bingo, entre otros. Posee un salón VIP, dos bares y un restaurante.

Puerto Chico: sus construcciones datan de principios del siglo XX, cuando fue un importante puerto y estaba habilitada para el baño. En aquel entonces se concentraron aquí los principales centros nocturnos de la ciudad.

Monte Calvario: se ubica en el sector alto de Puerto Varas. En él se encuentra representada la pasión y muerte de Jesucristo a través de pequeñas capillas y de un altar mayor enclavado en la cima del cerro.

Parque Phillipi: desde su cima es posible apreciar Puerto Varas y su entorno. Con una variada vegetación, posee varios senderos y caminos que permiten el acceso a vehículos. En él se ubica una cruz monumental que se enciende de noche, dando un espectáculo impresionante.

Avenida Costanera: bordea parte del Lago Llanquihue y une Puerto Varas con Puerto Chico. En su recorrido se puede apreciar el lago y los volcanes. Representa el inicio de la Ruta Internacional 225 (Vicente Pérez Rosales), que conecta la ciudad con San Carlos de Bariloche y que, a la vez, permite acceder a atractivos turísticos como Ensenada y Saltos del Petrohué.

Museo Antonio Felmer: el origen del museo es de 1975, cuando Antonio Felmer Niklischek decide organizar una exposición de objetos relacionados con la colonización, para lo cual recolectó material histórico casa por casa, recogiendo desde maquinaría agrícola hasta fotografías que reflejan aquella época de la segunda mitad del siglo XIX en el sur de Chile. El museo cuenta con personal trilingüe (inglés, español y alemán) que, usando vestimentas tradicionales, guían a cada grupo o delegación.

– Puerto Octay: se ubica a 48 kms de Puerto Varas. En la época de verano, existe la posibilidad de visitar hermosas playas de agradable clima y suaves arenas, ideales para disfrutar de sus vacaciones, practicar la pesca y deportes acuáticos.

Si bien es un poblado pequeño, en la actualidad se han construido más casas, varios hoteles y residenciales que abren sus puertas a los turistas. Han surgido talleres e industrias y los vapores navegan sin cesar recalando en los numerosos muelles del litoral del lago. Entre los lugares para visitar destacan:

Playa La Baja: se ubica en la Península de Centinela, su extensión es de 3 kms y posee arena fina y pendientes suaves. Cuenta con un muelle, botes, bicicletas acuáticas y una hostería. Es especial para divertirse en familia y apta para la práctica de deportes náuticos.

Playa Maitén: a 9 kms de Puerto Octay, esta playa de 3 kms con arena fina y leve pendiente, se enmarca en medio de la vegetación exuberante del lugar. Posee área de picnic y servicios higiénicos y camarines. Especial para la práctica de pesca deportiva.

Parque Nacional

El Parque Nacional Vicente Pérez Rosales es el más antiguo del país, siendo creado en 1926, con una superficie de 251.000 hás y ubicado en una de las zonas más privilegiadas del país. Sus principales atractivos radican en un relieve de volcanes y montañas, grandes bosques de árboles nativos, y uno de los más bellos y vírgenes lagos del sur de Chile: el Todos Los Santos.

El PN está enmarcado por un singular paisaje de montañas y volcanes nevados; el lago Todos los Santos y los bosques nativos siempre verdes, que le rodean; el río Petrohué, con sus espectaculares saltos, desde donde se captan excelentes vistas fotográficas. En su curso superior, las sucesivas corrientes de lava que bajaron del volcán Osorno, provocaron la formación de siete saltos de agua que impresionan hasta los más impasibles.

Esta diversidad paisajística y la dominante presencia de sus volcanes, han convertido a este parque en uno de los principales destinos de la región de Los Lagos, ya que dentro de sus límites el visitante no sólo puede observar el paisaje, caminar u observar la flora y la fauna de la zona, sino que también puede disfrutar de los baños termales, del esquí, de paseos en botes y de la pesca, entre otras cosas.

Incluso, se ha detectado en este parque la presencia de 33 especies de mamíferos y 117 especies de aves. En consecuencia, en esta unidad se encuentran representados aproximadamente el 1% de los mamíferos de Chile y sobre el 24% de las aves.

La entrada a los Saltos del Petrohué tiene un valor de $ 1200 (los menores de 12 años no pagan). Un almuerzo en el sector vale entre $ 3.000 a los $ 5.000. Si usted quiere navegar por la Laguna La Poza ( 40 minutos aproximadamente) tendrá que cancelar $ 1.000, pero si prefiere hacerlo en el Lago Todos los Santos, tendrá que pagar entre $ 1000 y $ 1.500, dependiendo de la embarcación (1 hora aproximadamente).

Existe un catamarán que te puede llevar hasta Peulla –un bello y apacible lugar ubicado al otro extremo del Lago Todos los Santos muy cerca de la frontera con Argentina-, en los faldeos de la Cordillera de los Andes. El trayecto dura dos 2 horas aproximadamente y los paisajes son sobrecogedoramente hermosos, sobre todo si tenemos la fortuna de un día despejado. Adicionalmente, se puede contratar una excursión a la Cascada Los Cántaros, o a la Laguna El Encanto o realizar cabalgatas y pesca.

La excursión “Cruce de Lagos” hasta Peulla tiene un valor de $ 24.000 p/p (con salida desde Puerto Montt) y no incluye almuerzo ($ 6.500 en el Hotel Peulla). Pero si tú decides subir directamente en Petrohué pagas sólo $ 19.000.

En el PN existen servicios de alojamiento como la Hostería de Petrohué; Hotel Peulla, y algunos restaurantes.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *