El cerro Manquehue




De partida hay que decir que un cerro, al subirlo, no es el mismo que uno ve desde el apacible ras de suelo. A medida que uno asciende se transforma en una serie de lomas, pendientes y cortes que llevan a tomarle más respeto que al inicio.

manquehue

Lo segundo que hay que mencionar es que el Manquehue, de 1.638 metros de altura, no es una cumbre de alta exigencia física, pero no hay que menospreciar el esfuerzo que se debe realizar para coronarlo ya que en ningún caso se podría calificar de fácil. Requiere de algún tipo de preparación.

Tercero y final, no hay que temer a los publicitados asaltos que inundaron a los medios de comunicación hace un tiempo. Al Manquehue sube mucha gente habitué de estos parajes, siendo los horarios de mayor circulación desde las 10:00 hasta las 16:00, por lo que siempre hay personas como para sentirse acompañado. El nivel de peligrosidad es menor al que podría sucederse en cualquier calle de Santiago, sin embargo, es ideal evitar problemas por lo que se recomienda ir al cerro con lo justo, vale decir, sin artículos de lujo.

La Ruta del Cóndor
Hay cinco rutas que ofrecen un trekking de moderada intensidad hasta la cima del Manquehue. Se trata de Lo Curro, Agua de Palo, Bosques del Polo, Travesía del Guanaco y la ruta del Cóndor.

Nuestra travesía enfilará por la última opción, debiendo llegar primeramente a la rotonda Lo Curro y dirigirse desde ahí hacia el norte hasta llegar a la Vía Blanca. Por mano izquierda se debe doblar por Camino del Cóndor, una empinadísima cuesta rodeada de enormes mansiones, verdaderamente enormes. Son los vecinos de los faldeos del cerro.

La primera calle a la izquierda es el Camino La Golondrina, hay que llegar hasta el final donde se acaba. Es posible dejar los automóviles o bicicletas (como en el caso del que escribe) ya que hay guardias privados circulando siempre.

Desde aquí empieza la caminata hacia la montaña precordillerana, que en mapundungún significa ” lugar de cóndores”, aunque en la actualidad la posibilidad de ver uno de estos hermosos ejemplares es prácticamente nula.

El sendero está demarcado pero a poco andar se pierde un poco la huella por la vegetación crecida de la época primaveral. Hay que fijar un punto para no perder el objetivo: un pequeño riachuelo que corta la loma inicial en dos. Al llegar ahí se asciende hasta una ruta bien demarcada.

Por el Bosque
La cumbre del cerro es visible con su cono geométrico, cuya imagen desparece por minutos al entrar en una hermosa arboleda de vegetación nativa. Se trata del bosque Esclerófilo, distintivo de la zona central del país, caracterizado por poseer hojas que no caen en la época invernal y que tienen una capa que le impide la pérdida de agua durante el verano. Este lugar es uno de los pocos reductos que demuestran la composición originaria de la cuenca de Santiago: peumos (Cryptocarya alba), boldos (Peumus boldus), litres (Lithraea caustica), quillayes (Quillaja saponaria) y espinos (Acacia caven) se muestran en una dimensión potentemente natural para estar tan cerca de la urbe.

La ascensión total lleva de dos a tres horas, por lo que es recomendable tomar un descanso en la gentil sombra de esta vegetación sobreviviente. Luego de ello la ruta se empina hasta empalmar con la “clásica”, también conocida como ruta Lo Curro.

Atacando la Cumbre
Deportistas, grupos de amigos y parejas avanzan por el camino. Si bien no se topa una persona a cada rato, hay una buena periodicidad de personajes que suben o bajan. Casi todos recomendando, medio-en-broma-medio-en-serio, tener cuidado con los ya mitológicos asaltantes.

El sendero, bastante marcado, lleva hasta una zona intermedia denominada Portezuelo. Hay una pirca de piedras que demarca las separaciones de los fundos que componen el Manquehue. Desde aquí la vista hacia Los Andes es bellísima y es posible distinguir el cordón montañoso que une a nuestro destino al Manquehuito (1.316 m), con buenos acantilados para practicar escalada libre, y hacia el oeste, al cerro Carbón (1.351 m).

Acá empieza la parte más ardua y que saca más respiros de todo el ascenso. Se debe tomar el vértice norte del cerro que se especializa en tierra seca suelta, grandes rocas y acarreos en el que hay que extremar el cuidado.
La pendiente vale el esfuerzo por la meta final, luego de una especie de falsa cumbre, se enfrenta directamente la cima. En menos tiempo del pensado se alcanza la cúspide.

Sobre Santiago
No es difícil darse cuenta que uno está sobre los 1600 metros de altura ya que la bienvenida son un cúmulo de enormes rocas que coronan al Manquehue y que provocan pensar en cómo demonios terminaron allí. Pero la llegada está, también, teñida de indignación al ver en esas grandes piedras estampadas gentileza del spray que algunos idiotas han puesto como recuerdo.

La panorámica desde las alturas nos enfrenta a una cortina de humo que directamente envuelve a la capital (¿cómo uno puede aspirar eso?), sin embargo es posible apreciar la significativa altura en que uno se haya, observar las cumbres de las montañas hacia el este con sus centros invernales reflejándose ante el sol y escuchar el silencio cumbrereño.

Vale la pena el ascenso. Desde aquí es posible dimensionar la gran belleza escénica de los cerros capitalinos y la posibilidad cierta que tienen las municipalidades para formar un parque o reserva nacional de gran envergadura en este territorio.

Luego de un descanso solamente queda bajar extremando el cuidado ya que la erosión puede provocar accidentes o caídas. Pero esa no es la idea, el Manquehue es toda una experiencia, de aquellas para repetirla, a pocos kilómetros de casa.

Datos Útiles
· ¿Cómo Llegar?: En automóvil no es difícil ubicarse, sin embargo para los peatones la cosa cambia. No hay locomoción pública directa, así que hay que llegar a la rotonda de Lo Curro y desde ahí caminar. No es mucha la distancia sin embargo tiene unas cuestas duras en plena ciudad.
· ¿Qué Llevar?: Agua ya que no hay en la ruta; bloqueador solar y sombrero para el sol; zapatillas/zapatos de caña alta o de trekking.
· ¿Qué No Llevar?: Discman, celulares, dinero en efectivo y otros de fácil robo. Recomendable es subir en grupo.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *