Dubai: Producto de la riqueza petrolera




El puerto principal de los Emiratos Arabes es punto de partida para cientos de embarcaciones que llevan petróleo a los todo el mundo, pero también atrae a miles de turistas que quieren conocer la más occidental y rica de las ciudades árabes.

Ya nada parece indicar que Dubai fue una modesta caleta de pescadores que servía de tránsito a las caravanas de camellos cargadas con mercaderías rumbo a India o Egipto. Tampoco se recuerda que el historiador romano Plinio la describió como Cynos allá por la primera centuria de la era cristiana. Son tiempos pretéritos que se conservan en los libros y museos de la ciudad, porque lo que caracteriza a este puerto es su fastuosa modernidad. Basta decir por el momento que los camellos fueron reemplazados por Land Rovers.

Dubai

Su historia se remonta a unos tres mil años atrás, lo que de paso la convierten en uno de las ciudades-puerto más antiguas del mundo. Durante prácticamente toda su historia las tribus nómades del Golfo Arábigo se pasearon por aquí sin constituir una gran urbe. Sólo en 1833 la tribu de Bani Yas, liderada por Maktoum Bin Buti, se trasladó de Abu Dhani (capital del país) a Dubai y estableció un Emirato. Pero Inglaterra ejercía una fuerte influencia y dominio que impidieron aventuras mayores. El reino se desenvolvió bajo la tutela de los europeos, quienes declararon a Dubai como el principal puerto del golfo en 1870.

El comercio se desarrolló de manera espectacular, sobre todo cuando el Sheik Maktoum Bin Hacer implementó a fines del siglo XIX una serie de políticas liberalizadoras. El hijo de éste, Saeed, al sucederle en 1906 aceleró el crecimiento basado principalmente en el comercio de perlas. Pero el gran salto lo daría en 1966, cuando se descubrió petróleo en la costa, lo que significó que en pocos años Dubai transformara su fisonomía y sus habitantes elevaran su estándar de vida como nunca antes.

Muchas de las modernas y fantásticas construcciones datan de los ’70, cuando el petróleo dirigía los destinos (y todavía lo hace) de las economías mundiales. De carreteras de tierra se pasó a autopistas, de hoteles a magníficos resorts, de pequeños edificios a rascacielos. La Unión de Emiratos Arabes, formada por siete emiratos, se creó en 1971 y los británicos abandonaron el área. Hoy el país se gobierna por un consejo de soberanos de cada uno de los emiratos y por un gobierno federal. Por esto mismo, Dubai goza de gran autonomía y sus inversiones competen en gran medida a lo que decide el Sheik.

Dinámica y tradicional

La imagen actual de la ciudad es producto de esta misma situación. Las calles, barrios y centros comerciales lucen limpios, dinámicos y en muchas partes el verde es el color predominante, pese a la aridez de la región. Hoy no sólo el petróleo mueve la economía local, sino también el oro y las compras. Muchos ven a este puerto como la meca del shopping. Un lugar donde se puede encontrar lo último en tecnología, en moda y arte y a precios baratísimos. Por lo demás, los cómodos resorts que copan la costanera ofrecen playas de arenas blancas, aguas tibias, golf y muchos lujos.

En una visita recomendamos visitar el parque de diversiones Al Nasr, localizado en Bur Dubai. Se puede practicar una amplia variedad de deportes que incluyen golf y patinaje sobre hielo. El distrito de Bastakia, en tanto, es un área de construcciones árabes típicas que han sido restauradas. Si desean conocer algunos sitios arqueológicos, los tres principales son los de Al Ghusais, Al Sufooh y Jumeirah. Los dos primeros son cementerios con una fecha de antigüedad de 2.000 años, mientras que Jumeirah conserva artefactos de entre los siglos VII y XV d.C. Para entrar a todos ellos se debe pedir permiso en el Museo de Dubai. Este último fue un fuerte, llamado Al Fahidi, y fue construido en 1799. En su interior se pueden ver exposiciones de cerámicas y artefactos de los primeros años de Dubai e interesantes muestras multimediales que explican la historia de la región.

Otros sitios de interés son la torre de Burj Nahar, construida en 1870 como línea defensiva del norte y este de la ciudad; Magic Planet, un paraíso para los niños dentro del Deira City Centre Mall; la Villa Al Boom, donde se pueden encontrar buenos restaurantes, tiendas de artesanía y una estupenda marina; el Dubai Zoo, con especies propias del desierto arábigo como el lobo árabe; y por último el Glod Souk, uno de los mercados de venta de oro y joyas más grandes del mundo, ubicado en el distrito de Deira.

DATOS UTILES:

· La mejor fecha para visitar Dubai es entre noviembre y marzo ya que el clima es sorprendentemente grato. En verano las temperaturas se elevan de los 40ºC.

· No está permitido fotografiar a las mujeres musulmanas, así como tampoco entrar a las mezquitas árabes si no profesan el Islam. Además, durante el Ramadán está prohibido comer, beber o fumar en público.

· Se aconseja a las mujeres vestir conservadoramente y el nudismo está totalmente excluido.

· El Duty Free del aeropuerto de Dubai es uno de los mejores del mundo. Se puede conseguir de todo y a precios de liquidación.

· Mayor información turística se consigue llamando al 223 0000. El código telefónico de los Emiratos Arabes es 971 y el de Dubai es 4.

· Un dólar son 3.67 dirham (aprox).




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *