Cristo Redentor, nueva maravilla del mundo




El Cristo Redentor entró, el 7 del Julio de 2007, en el prestigioso club de las “Nuevas 7 maravillas del mundo”.
Esta gigantesca escultura, que mide 38 metros de altura y cuenta con más de mil toneladas de peso, da la bienvenida a la vida de Río de Janeiro. Recibe con los brazos extendidos y un mensaje de paz a todos los que se acercan a esta ciudad brasileña. Este monumento es la representación más grande de Jesucristo que hay en todo el mundo.

Cristo Redentor
Situada en el Cerro de Corcovado, a 750 metros de altura, el Cristo Redentor es la imagen de un país. Desde donde está parece que abrace el mundo clamando por la paz, el hermanamiento y al amor.

Fue el 4 de abril de 1922 cuando colocaron su primera piedra y nueve años después, el 12 de octubre, fue inaugurado tras unas obras en las que no murió ningún operario, algo inaudito en la época y más en las grandes construcciones. Así empezó la leyenda del amor del Cristo Redentor.



La colosal escultura está enfocada con una luz gris verdosa. Hace unos años se intentó cambiar su iluminación a un color azul pero en su inauguración sucedieron unas lluvias torrenciales muy potentes que asustaron a la población. La superstición hizo creer a los responsables que Cristo no estaba complacido con el cambio y se dejó la iluminación tal y como estaba.

Para llegar a él podemos ir bien por carretera, o bien por un tren electrificado. El trayecto en sí ya vale la pena, es un magnífico mirador desde el que veremos toda la ciudad de Río y sus mejores playas.

Las magníficas vistas de la ciudad no pueden faltar en tu álbum de fotos cuando vayas de viaje a Brasil. ¿Ya tienes tu propia instantánea?






Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *