Conoce los atractivos turístico de Vallenar




Av_Brasil.-Vallenar

Vallenar, capital de la provincia de Huasco, es una ciudad tranquila que se presenta como un atractivo oasis dentro de una zona donde los matices verdes comienzan a surgir en medio del desierto. Dedicada desde su origen a las actividades vinculadas con la minería y la agricultura que se desarrolla en los valles aledaños, Vallenar figura, además, como zona de atractivos olivares y viñedos.

Tiene 48.040 habitantes y se encuentra, aproximadamente, a 140 km al sur de Copiapó y a 660 km al norte de Santiago, en la zona de los valles transversales, a unos 380 msnm. Para llegar a Vallenar, se debe tomar la Ruta 5 Norte y acceder por el cruce debidamente señalizado.

Su clima es desértico, aunque presenta nubosidades y humedad por influencia del océano. Su temperatura máxima en verano llega a los 27 °C, y la mínima en invierno, 5 °C. Las lluvias son muy escasas y concentradas en los meses invernales.

En tiempos de la colonización española, el valle que actualmente ocupa la ciudad de Vallenar constituyó un asentamiento de encomenderos españoles, especialmente, hacia tierras costeras. Luego, el gobernador Ambrosio O’Higgins, recién asumido en el cargo, recorrió el norte de Chile tanto a caballo como navegando sus costas. Llegó hasta la actual ciudad de Copiapó y, a su regreso, fundó, en 1789, la ciudad de Vallenar con el nombre de San Ambrosio de Ballenary, en honor de su villorrio natal, en el condado de Sligo, Irlanda. Se dice que el gobernador escogió personalmente el asentamiento de esta ciudad, en una zona situada a igual distancia de la costa y del angosto cajón cordillerano que se desarrolla a la altura de Vallenar.

Atractivos

Qué visitar en la ciudad de Vallenar

Dos de los destinos más clásicos al visitar la ciudad de Vallenar son la plaza Ambrosio O’Higgins, núcleo urbano muy concurrido, y el Museo de Huasco, que cuenta con una valiosa colección de piezas arqueológicas, históricas y mineras; abre de lunes a viernes, pero se puede visitar el fin de semana si previamente se solicita en la administración.

También destacan como importantes destinos urbanos el Paseo Ribereño, recomendable sobre todo a medio día o por la tarde, y el Centro de Artesanos, situado en el antiguo Mercado Municipal de Vallenar. En este recinto se ofrece la producción local de pescados y verduras, además de una variada gastronomía tradicional. En la calle Prat, la ciudad concentra su actividad comercial. Esta oferta se complementa con la presencia de diversos restaurantes.

Para una vista panorámica del valle, de la ciudad entera y hasta del puente carretero, la mejor alternativa es el Mirador, al que se llega por la calle Verdaguer.

Desde Vallenar se puede continuar viaje hacia diversos puntos de la provincia de Huasco, entre ellos, reconocidos pueblos dedicados al cultivo de vides, el Parque Nacional Llanos de Challe y Carrizal Bajo, preciosa playa y antiguo puerto minero.

Alrededores

Otros atractivos cercanos a Vallenar

En los valles interiores situados al este de Vallenar, hay atractivos pueblos agrícolas. Destaca, por ejemplo, el embalse Santa Juana, la segunda obra de riego más importante del país, y el recorrido por el valle del río El Carmen.

Alto del Carmen es un pequeño poblado de casi cinco mil habitantes situado a la entrada de una quebrada. Se pueden conocer la iglesia, la planta pisquera Alto del Carmen y la Casona de Huasco Alto.

Más al interior, están los pueblos San Félix y Tránsito, además de la quebrada de Pinte, donde resalta un paisaje de coloridos cerros y formaciones geológicas de rocas entre las que se pueden apreciar fósiles marinos del período Jurásico. En el pueblo de Pinte, los lugareños ofrecen sus tejidos artesanales teñidos en forma natural, usando raíces. Tiene, además, un sencillo museo de sitio que vale la pena conocer y un tramo del Sendero de Chile que une los valles de los ríos Tránsito y Carmen. En la confluencia de los ríos Valeriano y Cazadero está la Reserva Nacional los Huascoaltinos, donde hay lagunas y una atractiva fauna que incluye guanacos, flamencos y vicuñas, entre otros animales.

Hacia la costa, se encuentra Freirina, pueblo de casas con fachadas neoclásicas, pórticos labrados y cubiertas de tejuela de alerce. Se trata de una localidad de activo comercio en la que es usual observar artesanos trabajando.

Siguiendo esta ruta, se llega a Huasco, ciudad asentada en una bahía rodeada de cerros y en la que destaca la playa Grande, una de las más limpias del país. También figuran la bahía Guacolda, donde el paisaje incluye grandes rocas pobladas de cactos; los muelles y la desembocadura del río que da nombre a la ciudad. Hacia el norte de Huasco, viajando por la ruta costera, se encuentra el Parque Nacional Llanos de Challe y Carrizal Bajo, caleta de pescadores con playas muy concurridas.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *