Conoce los atractivos turístico de Calama




Paseo peatonal Ramírez- Calama

Calama es una ciudad minera del desierto de Atacama, situada a 2.250 msnm y a 1.574 km al norte de Santiago. Es la capital de la provincia de El Loa, en la Región de Antofagasta, y constituye un lugar de residencia para los trabajadores de las actividades desarrolladas a partir de los yacimientos minerales Radomiro Tomic, El Abra y Chuquicamata, la mina de cobre a tajo abierto más grande del planeta, cuya producción aporta un alto porcentaje a la economía del país. Todo lo anterior hace que Calama se conozca como la capital minera de Chile.

Calama es habitada por 138.402 personas y se encuentra experimentando un proceso de transformación y crecimiento ante el traslado de la población que residía en la clausurada localidad de Chuquicamata.

Sus principales actividades se relacionan con los servicios que requieren las empresas mineras y sus trabajadores.

El clima que domina en la zona es desértico y la temperatura, en verano, llega a  27 °C; en invierno, la mínima es de 0 °C. Solo presenta leves lluvias de verano. Algunos sistemas frontales dejan un registro de tan solo 3 mm de agua caída al año.

Antes de la llegada de los españoles, Calama constituyó una estación de descanso o tambo en un tramo del Camino del Inca, desde el altiplano hacia la costa. Como evidencia de la presencia de pueblos precolombinos están los petroglifos y las cuevas de Yalquincha, en el norte de Calama, entre otras manifestaciones de culturas originarias.

Accesos a Calama

Se accede a Calama a través de la Ruta 5 Norte, tomando el desvío situado a 148 km al sur de Antofagasta, o por avión.

Atractivos

Naturaleza y entretenciones de Calama

El centro de Calama es pequeño; destaca la plaza 23 de Marzo, junto a la cual se encuentra la iglesia catedral San Juan Bautista. Este edificio fue restaurado en 2000 y resalta por su techumbre, confeccionada en cobre. En torno a esta plaza, además, hay algunos restaurantes con ofertas gastronómicas tradicionales que incluyen parrilladas y platos con productos del mar.

Otros lugares interesantes en Calama son el Casino del Sol y el Paseo Peatonal Ramírez. El casino cuenta con un hotel 5 estrellas. El paseo, a su vez, destaca por su gran comercio y actividad, especialmente durante el atardecer. También es un centro cultural, pues en él se encuentran el Teatro Municipal y la Galería Pablo Neruda, donde se exponen obras de arte.

En el acceso sur de Calama se encuentra el Parque El Loa, un área verde con terrazas diseñadas en el borde del río, miradores, juegos para niños, piscina y venta de artesanía. El recinto abre de 10:00 a 20:30 h, de lunes a domingo y es gratuito.

El comercio de Calama se concentra en locales del Centro Histórico, las avenidas Granaderos y Balmaceda, y el Mall Calama, uno de los centros comerciales más grandes del Norte Grande.

Alrededores

Naturaleza y pueblos históricos cerca de Calama

Calama es el más extenso oasis de la precordillera en la Región de Antofagasta. Se desarrolló en torno al río Loa y está rodeado de campos agrícolas regados artificialmente.

En su extremo occidental está el desierto, donde solamente crecen cactos y habitan animales adaptados a este difícil ecosistema, como, por ejemplo, lagartos e insectos.

Cerca del Loa es común ver diversas especies de aves, como la tagüita púrpura, la perdiz y la garza. En esta zona, además, crecen tamarugos, algarrobos y chañares.

Los antiguos pueblos residieron en hermosos oasis en los alrededores de Calama; entre ellos, Caspana, Toconce, Aiquina y Chiu-Chiu. En este último se encuentra la antigua iglesia de San Francisco, que data del siglo XVII y es Monumento Nacional. También están el Museo de Chiu-Chiu y un tramo del Sendero de Chile, ruta que lleva a la laguna Inca Coya, lugar de veneración para los pueblos aimara e inca. Más adentro del cajón del Loa, se encuentra el pucará de Lasana, Monumento Nacional que data del siglo XVIII. Allí, la comunidad atacameña habilitó un museo.

En Caspana, en tanto, destacan la iglesia San Lucas, también Monumento Nacional, el puente peatonal de piedra, el Museo Etnográfico y las fiestas de la Virgen de la Candelaria y enfloramiento de ganado, entre otros atractivos turísticos y culturales.

Por último, en el poblado prehispánico de Toconce, situado junto a un acantilado rocoso, se puede conocer el pucará de Turi y, luego, seguir a Aiquina, considerada la aldea más hermosa del altiplano; tiene categoría de Zona Típica y resalta por sus construcciones de piedra.

Desde Calama, y a través de un camino pavimentado que recorre cerca de 100 km, se llega al salar de Atacama, el mayor depósito salino de Chile (3.000 ha), y al turístico pueblo San Pedro de Atacama.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *