Chile Chico, inmensos lugares de la Patagonia chilena




Chile Chico se ubica al sur de la rivera del Lago General Carrera ( lago Buenos Aires en Argentina), en la Región XI de Aysén. Ésta zona combina la geografía típica de la Patagonia chilena, con el clima de la región centro-sur. El principal atractivo de Chile Chico son sus ríos y lagos y la “Catedral de Mármol” una formación rocosa tallada por el deshielo de los glaciares que forma grutas sobre la laguna es una escultura natural imperdible.

Cavernas de Marmol del Lago General Carrera

En la Patagonia, en el lago General Carrera de Chile, el capricho de la naturaleza ha hecho que a lo largo de miles de años, las aguas hayan ido esculpiendo y moldeando la parte baja de grandes bloques de mármol presentes en la zona, hasta crear galerías y pasadizos, y dando lugar a lo que hoy se conoce como las Cavernas de Mármol, las cuales forman parte un grupo de excavaciones naturales de agua en el mármol y en el que también se encuentran la Catedral de mármol y la Capilla de mármol.



Las cavernas se pueden visitar cuando el agua está baja, para llegar hasta ellas, nos tenemos que desplazar hasta  Puerto Río Tranquilo, en la Patagonia Chilena, y tomar una de las embarcaciones que navegan a través del lago, en tan solo unos minutos nos encontraremos contemplando las maravillas que en agua ha sido capaz de realizar en el mármol, columnas y galerías en piedra, en un espectáculo en el que el agua tranquila y de un intenso azul turquesa se refleja en el blanco mármol. Las Cavernas de Mármol ofrecen un espectáculo geológico único en el mundo.

 

Uno de los recorridos posibles dentro de Chile Chico es el que se demarca con el trayecto del Río Jeinimeni. A 65 km de la ciudad el suelo se transforma para mostrar formaciones rocosas de diferentes colores no muy comunes en el paisaje de la Patagonia. El camino luego de un par de kilómetros nos deja en la entrada a  la Laguna de Los Flamencos, en la que puede contemplarse cientos de estas aves en su hábitat.



Seguimos andando y el camino continúa entre las rocas, pero la vegetación cambia. Al pasar el Río de Las Nieves, un bosque aparece en el camino, y tras él rodeada por una playa arenosa, la Laguna Jeinimeni deslumbra.

La laguna es parte de la Reserva Laguna Jeinimeni, un sitio que se preserva por su valor cultural y natural. En su interior hay numerosos glaciares, que pueden observarse  desde la base de la CONAF, el más visitado es el “ventisquero” por ubicarse sobre el trazado que los arrieros realizaban hace cientos de años. Este camino permite ver además, el deshielo de los glaciares sobre el valle del río Ventisquero, y cómo  las quebradas y laderas que se incrustan en Lago Verde.

Por último, es recomendable el viaje de más de una hora hasta la Laguna Leones. EL Río Leones, nace de la laguna y es parte del contrafuerte del Campo de Hielo Norte.  Para llegar a él se puede acceder por la ruta CH-265,  y el paisaje se reconoce porque la Laguna Leones está a los pies del Monte San Valentín. Allí tres glaciares se dibujan sobre el horizonte del cerro.

Chile Chico ofrece todo, decidirse por el sol de sus partes más cálidas, o la vista de sus glaciares no es tarea fácil. Chile Chico, es la inmensidad de la Patagonia en un mismo lugar.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *